17.11.10

Poema de Fabiana Posse



Nombrame tu raza tu estirpe tu heredera
Dejame tus ojos debajo de la almohada
Se el pacto de Versalles en mi vientre
Bautízame al oído para nacerme tuya
Sugerime sutilmente que corra mi pelo para surfear mi cuello
Obligame con tu boca a olvidar los nombres de mi agenda
Que tus labios campanas ensordezcan mi historia
Extirpame los miedos que sobran y cuelgan como lagrimas de ballenas
Haceme a la vida como si no supiera nada
Desconoceme de todas tus vías,
Inventame un riel nuevo,
Llevate en mí como un tren incendiado
No soy de todos tus paisajes, lo se,
Igual te siento provocándome con tu paño rojo
Corre la noche amnésica de sangre mientras te espero en mi alma andén,
En tripas rojas sobre la cama.
Las orquídeas vuelan sobre las cosas
Se retuercen a carcajadas sobre las sillas,
Desparraman todos mis poemas sobre el escritorio
Y se baten a duelo, deshojándose unas a otras
Amanece.
Presiento tus brotes como orgasmos
Venís...
Hacia mi piel, tu sabana.


© Fabiposse.

7 Comments:

Blogger Pere Bessó said...

Sí señora. Un poema de fuerte y enramado erotismo.
Lo celebro, amiga mía.
Un abrazo.
Pere

17.11.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema que se reinventa en forma caudalosa. Una singular creación. Te felicito.

18.11.10  
Blogger Marta Raquel Zabaleta said...

Muy bueno. Place leerlo. Como será escribirlo!...
Saludos
Marta

18.11.10  
Blogger Ana Carmona said...

Erótico, sensual, lleno de imágenes y vocabulario original...Muy bueno...besos...Any

19.11.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Poemazo. Y marca Posse, que marca indeleble con sus versos bravos.
Besos.

22.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Lo que me encanta de vos, Fabiana, es que sos desinhibida totalmente al escribir. La imágenes y metáforas están fluyendo magníficas y potentes y, de pronto, sin perder ambas cualidades, te casás con el rojo y los trenes y te vas de luna de miel con ellos envuelta en maravillosas orquídeas.
Espléndido poema.
Besos y abrazos.

Jorge Luis Estrella

23.11.10  
Blogger Jeniffer Moore said...

Maravilloso texto donde el placer puede otearse desde lejos. Belleza, furia y esa pasión loca que sólo entienden las orquídeas. ¡Qué bien dicho, Fabiana! Felicitaciones, poeta.
Un abrazo grande.
Jeniffer

26.11.10  

Publicar un comentario

<< Home