2.12.10

CONSIGNA DE DICIEMBRE: Poema de Francisco José Malvárez



DE LAS PARTIDAS

...............a: lucrecia Carulla

.. me voy, hoy me voy

ya juntaré mis bártulos
otra vez un comienzo de ciclo
siempre por el mismo lugar: la partida

.. y tu sabes de eso, amiga, de partir, de recomenzar, también lo sé

es duro arrancar las raíces
aunque sean pequeñas, se han adherido profundamente
por la misma desesperación del paria, del eterno nómada

.. sé que cuando llego tendré que partir

pero echo raíces, quizás, sin quererlo
para que no me volteé cualquier viento
ni me desparramen las brisas

trato de mantenerme unido, sano, completo

sólo por eso me aferro a donde caigo
y ahora duele como ya me ha dolido arrancarme, quitarme
a pesar que siempre supe que nada es definitivo

que sólo soy ave de paso que siempre he de migrar

es un grito enorme tirar para que suelten las raíces
un desgarrar profundo y cruel cuando el afecto las regó
y anidaba la primavera

.. arrancarse, amiga mía, es un acto desesperado

donde el alma se parte, se destroza, da alaridos
más acá donde la fertilidad abundaba
donde el cariño y el amor anidaban

donde se podía pasar de lo visible

y volar mucho más allá entre vino y vino
donde se conjugaba la vida en un verbo infinitivo
donde el sonido de las miradas acariciaba el alma

.. me voy, hoy me voy con un silencio de duelo

porque te dejo en la ciénaga más oscura
la que lentamente como un lodo viscoso y nauseabundo
irá borrando mi rastro, apagando las palabras

callando las voces y los buen día

mancillando los pisos de tu casa
como una lava podrida
cerrando las ventanas donde la luz iluminaba la vida

.. me voy… me voy cómo un ave herida

herida de tiempo, destino y partida
me voy, me voy…
................. ¡y no sé gritarlo ni impedirlo!

© Francisco José Malvárez

18 Comments:

Blogger Gustavo Tisocco said...

Gracias Fran por participar de la consigna.
Ser poeta es también saber jugar, y quiero agradecer a cada uno de los que se prestaron a esta consigna solo por el hecho de amar escribir y compartir entre todos un rato de magia.
Un abrazo Gus.

2.12.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Ya lo estás gritando. Profundo ese verbo en infinitivo.

Saludossssss

2.12.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Las personas que echan raíces son las más sensibles, las que siempre dan, y las que más sufren el desgarro. Así como las plantas echan raíces para aferrarse a la vida, nosotros también las necesitamos :)
Me encantó tu poema

2.12.10  
Blogger claudia tejeda said...

Francisco, se siente el desarraigo.
Nada es definitivo.
Fuerte y conmovedor.
Un beso...

2.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Me identifico con tus letras. Arraigada a la tierra mis raíces y no obstante ser siempre partida sin irme nunca del todo, pájaro herido de soledad, tiempo y destino.
Ya lo has gritado y en vos está impedirlo.
Un abrazo
Maria Cristina Fervier

2.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Las huellas en la arena se van achicando hasta que se ve una figura humana diminuta que está en el horizonte contra un cielo azul. Esta imagen plástica da lugar a un extenso poema que habla del desasosiego de la partida, del irse, del desarraigarse y lo hace con metáforas luminosas, un tanto feroces, salvajes, plenas de tensión y dramatismo. Gracias, Gus, Gracias, Fracisco.

Jorge Luis Estrella

2.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Gracias por echar raíces en cada lugar aunque haya que desprenderse, gracias por tener amigos aunque lamentablemente debamos despedirlos, gracias por seguir andando cuando sabemos que no hay regreso, gracias por leerte. Tu poema es un grito memorable. Alda Salzarulo

2.12.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Somos caminantes, somos tiempo y somos repetidos comienzos.
Pero hay que dejar huellas, y no cualquier huella.
Hermosa y profudamente has plasmado tu mensaje en el poema Felicitaciones.
MARITA RAGOZZA

2.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Profundo y fuerte poema, que nos dice de la profundidad de las raíces y de la fuerza de los vientos provocadores del desarraigo, luego de cada partida. Pero en la imagen que generó el poema quedan huellas y las deja también tu texto, Francisco.
PILAR ROMANO

2.12.10  
Blogger CHARCONAUTA said...

Muy profundo...

3.12.10  
Anonymous Anónimo said...

me gusto leer tu poema, deja su huella, nos deja pensando, hay certeza
saludos
patricia corrales

3.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Francisco..todo tu poema es un grito.
Ahora te falta poder impedirlo, porque ya gritaste.
Mi saludo
Alicia Borgogno

3.12.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Y se parte y a veces es necesario, otras no se quiere y tu grito es la rebeldía.

besos
Elisabet

3.12.10  
Anonymous Milagros Rodríguez said...

Desde que nacemos estamos partiendo, lo mimportante son las huellas que dejamos en el camino

3.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Siempre son largos tus poemas y a mí, que te conozco y quiero, me suenan a esas conversaciones que solemos tener. Porque tus versos son así, con la profundidad de tu palabra, pensante como tu mirada. Lo he disfrutado....la foto es una maravilla..

LIly Chavez

6.12.10  
Blogger Nerina Thomas said...

A dónde te vas?
Te quedas en cada uno siempre.
Y nos queda de vos, ese canto que haces se pegue en cada uno de nosotros y tu risa y ese chistye y lo visible y lo no.
Gran poema si!! pero no decis la verdad, nunca te vas, amagas , tan sólo eso. Siempre estás!!Sos un niño que amaga tan sólo.
Un abrazo hermano!!!Que las fiestas te encuentren donde elijas.

7.12.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Ese camino que transitas con tus palabras es el que de veras hecha raíces , raíces que se penetran el corazón de sus lectores y dejan que los brotes nos renueven . Gracias

14.12.10  
Blogger Eduardo said...

Francisco
casi con lágrimas te escribo luego de leer este poema que es pura emoción. Las partidas, las despedidas, los adioses que dejan huellas en el alma son inevitables y la vida nos impone sus reglas. Por suerte, el poeta renace de cada sombra como un rayo de luz. Con todo mi cariño. Eduardo Chaves

14.12.10  

Publicar un comentario

<< Home