21.2.11

Poema de Elvira Alejandra Quintero


El abuelo, el padre

I

SOY EL beso de mi padre. Su ausencia y su pregunta.
En mi boca llevo un torrente y en mis ojos un punto inalcanzable que hurgo sin cesar.
Pues mi mirada está hecha de la suya
De una ansiedad pasiva
De una furia domesticada.
Al torrente busco dar un perfecto cauce y muero diariamente en el intento, mas después vuelvo a vivir sin poder dominarlo.

Soy la maga que ha recorrido el mundo buscando la fórmula y puede ya reconocer el desespero que se gesta en su alma.
En las altas noches, cuando han llovido mil preguntas de sus labios rojos, y han besado el aire y el vacío.

© Elvira Alejandra Quintero

6 Comments:

Blogger diana poblet said...

Somos demasiadas cosas sin respuesta.
Seguimos y permanecemos con lo que nos va quedando de cada historia.
Con mi abrazo,
d.

21.2.11  
Blogger GINA ESCOBAR said...

Imágenes que definen una huella en la historia de la poeta.Sigo deleitándome con tu poesía desde que te conocí allá por el Tucumán.

23.2.11  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Somos parte de esa historia.

besos
Elisabet

24.2.11  
Blogger Mariasilvia said...

..."sólo para decirte/ que yo hubiera querido/ ser como lo esperabas/ que lo intenté de veras..."
Será que nos va pasando un poco a todas, hermana?

24.2.11  
Blogger David said...

Que nunca cese el torrente de tu boca.

Abrazos

David Rosales

25.2.11  
Blogger Nerina Thomas said...

Nunca dejes de escribir amor!!
Belleza toda.
Mi admiración poeta!!
Un abrazo amoroso.

27.2.11  

Publicar un comentario

<< Home