30.3.11

Poema de Patricia Díaz Bialet


SARAH VAUGHAN (II)

I let a song go out of my heart
It was the sweetest melody
Duke Ellington

Ella canta y acuna malabares en la luna.
Canta desde su féretro inefable.
Busca el agudo hocico de la lluvia,
el vértice detrás del pentagrama.

Contempla el espasmo de su propia voz.
Roe con su dulce quejido.
Y nos acerca en él su entrelazada palpitación de circo.

Ella canta y cancela toda tristeza,
toda muerte,
toda faja amarillenta de vírgenes añejas.

Estira en lúcidos confites el hilo de su boca abierta
y nos mira,
embelesada.

Y retumba su tímpano sobre el cristal imperfecto.

Por eso no debería yacer como un fruto armonioso:
su lugar es el resorte infinito
y el arrebato que causa cuando se quita los huesos uno a uno.

© Patricia Díaz Bialet

7 Comments:

Blogger María Laó said...

Me gustó muchísimo, Ptaricia.
Lindísimas imágenes.
Un beso grande.

30.3.11  
Blogger Isabel said...

Patricia, hermoso poema que me va a hacer acercarme un poco más a este tipo de música. ese ·cancela toda tristeza, cancela toda muerte"es muy notable como el final. Obra de dos personas que saben lo que es arte.
Isabel Llorca Bosco

30.3.11  
Anonymous Sonia said...

Patricia: Felicitaciones, la voz y la música de tu poema me envolvieron. Hace que el tiempo deje de existir, siempre, nos transporta. Felicidades. Sonia Del Papa Ferraro

30.3.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Magnífico poema, Patricia. Uno de los mejores que he leído de tu obra poética. Un abrazo.

30.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo tu poema, Patricia.
¡Gracias por recordarnos a esa voz que acarició y sigue acariciando nuestro oído!
Aplausos y besos
María Rosa León

2.4.11  
Blogger lauravazquez said...

-Ella canta y cancela toda tristeza -
Bello poema.
Grande tu visión de poeta.
Un abrazo

2.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Excelente y hermoso poema.
Felicitaciones!, Patricia

Amalia M. abaria

3.4.11  

Publicar un comentario

<< Home