14.3.11

Prosa de Sonia Quevedo


ALEJÁNDOSE LA RISA

Fue:
Decayendo poco a poco el poder de la palabra hasta alcanzar la roca, guardando en ella para siempre, el doloroso silencio.
Luego:
Alejándose la risa con el canto permitió a la fantasía no ser sueño, a la imaginación compañera y a sus brazos abiertos, al cerrarse, asirse lentamente a la nada.
Al regresar:
La realidad a su entorno recordó las escenas; repartió la culpa por partes; perdió el poder su rumbo; y vulneradas las carnes desgarradas y punzantes, sintió el trepidar de la sangre.
Ahora:
En una eterna marcha lenta decadente y sola, vuelve a la roca el cuerpo lacerado inexpresivo y pálido, descansa y sueña su cansancio entre silencios largos, dialoga con la imaginación, los recuerdos, las fantasías y siente nuevamente retumbar la risa al repetir su eco.

© Sonia Quevedo

9 Comments:

Blogger Mónica Angelino said...

Sonia, bella prosa.

besosssss

14.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Mi querida Sonia, no hay nada más cicatrizante que la risa, una sonrisa apenas, puede quebrar una piedra. Mejor es no perderla, ni dejar que se aleje como un eco.

Como siempre, excelente texto.

Te abrazo

Andrea

16.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Muy bello, Sonia! Y ese cieere en el que se siente retumbar la risa al repetir su eco.
Aplausos y besos
María Rosa León

16.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Sonia:
Es un texto muy llamativo. Tiene garra la idea de la risa, el recuerdo y la imaginación.
Saludos, Camilo

18.3.11  
Blogger Mirna Celis said...

Querida Sonia: cuánta profundidad al describir todos esos costados que duelen, que nos hacen más rigidos o quizá mas fuertes. Y la risa, por supuesto, inyecta la inmunidad a los abismos.
Muy Bueno!!
Un beso enorme.
Mirna Celis.

18.3.11  
Anonymous eduardo.s.chaves@gmail.com said...

Sonia
hermosa esta prosa que toma la risa para dirigir nuestra mirada hacia otros espacios, tal vez dolorosos y oscuros, pero esa piedra se suaviza con tu talento. Eduardo Chaves

19.3.11  
Blogger Sonia Quevedo said...

Gracias poetas por detenerse en mis letras y comentar.
Los abrazo desde el alma.

Gracias Gus.

21.3.11  
Blogger Tony said...

Un hermoso conjunto de palabras que definen la levedad humana. Gracias por compartirlo. Un abrazo. Antonio.

21.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Querida Sonia,
un canto visceral, pleno de sugerencias y vibraciones. Muy bueno.
Abrazos

Elisa Dejistani

21.3.11  

Publicar un comentario

<< Home