8.7.11

Poema de Eduardo Espósito


Impromptu

Quién le estará dando vueltas
a la manivela del dolor
como si yo fuese un Ford T
Son varios los andamios del parir
Los hombres corren desesperados
vida abajo
Y yo no di permiso (que recuerde)
al demoler mi nombre y apellido
No permitiría jamás tamaño ultraje
y sin embargo alguien
quién sabe quien
se las ingenia de día en día
para hundirme un taladro en la esperanza
Ando entonces a cuerda
como un juguete desconcertado
un disparo en la oreja de Dios
robótico perdido
Un fósforo final en la refinería del caos.

© Eduardo Espósito

11 Comments:

Blogger Elisabet Cincotta said...

Excelente poema, es uno de tu autoría que siempre elejo al momento de releer algo tuyo.

abrazos
Elisabet

8.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Tremendo poema...y eso de quien se las ingenia "para hundirte un taladro en la esperanza"... nunca falta alguien que lo haga y te deja como un juguete con la cuerda descompuesta y vas a los tumbos por ahí...
Pero si la consecuencia es un poema como el tuyo... bien valió la pena.
Celina

9.7.11  
Blogger Liliana said...

Doliente belleza.

9.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Como el creativo que sos tenes la valentía de hurgar las heridas hacerlas sangrar y así parir el poema.
Toda mi admiración en un beso. Vic

9.7.11  
Anonymous Anónimo said...

"...los hombres corren desesperados vida abajo..."
¡Magistral, Eduardo!
Un poema que conmueve y que mueve.
Aplausos y abrazos
María Rosa León

9.7.11  
Blogger Máximo Ballester said...

No importa, Eduardo, leyéndote veo que tenés cuerda para rato... Ahora sin broma te digo que es muy buen poema, que me gustó mucho. Un abrazo.

10.7.11  
Blogger Cecilia said...

"Un disparo en la oreja de Dios" qué buenas imágenes tiene este poema Eduardo, un pozo de desesperanza... Un abrazo.

Marina Cecilia Kohon

12.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Es cierto, nunca falta alguien que nos taladre la esperanza, y nos deja dando tumbos, y nos sangra la esperanza, y nos duele... pero se transforma en poema, y por eso solamente, valió la pena...
Pero me pregunto ¿siempre tiene que ser el dolor la fuente de la inspiración del poeta?
Un abrazo
Celina

14.7.11  
Blogger Carlos Alberto Roldán said...

Mi admiración, amigo. No dejo de leerte con entusiasmo...

14.7.11  
Anonymous Sonia said...

Eduardo, muy bueno tu poema, conmovedor. Te felicito. Sonia Del Papa Ferraro.-

25.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Este poema es de primera a. Ahora que quieren juntar la primera a con la b, a este poema me lo dejan solito en la a que se lo merece. Después que junten lo que quieran.
Abrazo.

Jorge Luis Estrella

27.7.11  

Publicar un comentario

<< Home