10.7.11

Poema de Jorge Luis Estrella


ZARCILLO

Ella me dio su zarcillo y su solera
y yo mi última duda y mi mejor recuerdo.
Se fue después caminando por un sendero de ogros
y yo me quedé abrazado a su solera
con el brillo del zarcillo en la repisa.
Sobre la cama dormían los perros
un sueño de pájaros azules
y no quise molestarlos con mis penas
así que me fui por un sendero de sirenas
para ahogarme de una vez por todas.
Pero me rescataron las algas del silencio
con sus manos de azúcar y nostalgias
y me llevaron a un lecho de frutillas
donde dormí tres años y dos días.
Al despertar la vi a ella al lado mío.
Había venido a devolverme la duda y el recuerdo
porque, según dijo, no le servían para nada.
Yo, en cambio, me quedé con su zarcillo, su solera,
mi duda, mi recuerdo y tantas cosas
que si alguien me dice que estoy solo
me le muero de risa,
en la cara.

© Jorge Luis Estrella

22 Comments:

Anonymous Angel Rizzano said...

La noche no te puede JORGE LUIS me

gusta como iluminas las sombras.

UN FUERTE ABRAZO y Agradecimiento

10.7.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Genial, Jorge!
No podía ser de otro modo: tenías que quedarte con todo. También con mis aplausos, bises y abrazos.
María Rosa León

10.7.11  
Blogger Liliana said...

¡Qué hermosa manera de decir las cosas y no darte por vencido!

11.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo poema, Jorge.
Un abrazo,

Alicia Márquez

11.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Me gustó mucho eso de Angel...cómo iluminas las sombras, así es amigo querido...tu palabra ilumina, vos iluminas, te quiero un montón y sí, no se puede estar solo cuando los recuerdos son aguijones de ternura que nos dan en el centro del corazón.

Lily Chavez

11.7.11  
Blogger Cecilia said...

Este poema me encanta, porque tiene los ingredientes de una leyenda, pero siempre con tu tinte tan personal: la broma, que hace que la realidad restalle como contrapunto.
Un abrazo,
Marina cecilia Kohon

12.7.11  
Blogger claudia tejeda said...

Sos màgico Jorge Estrella, el ùnico que mezcla tantos ingredientes de sabores dispares
y obtiene una receta que nos gusta a todos...
Un abrazo alegre!

12.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Ay Jorgito
tu estrella brilla con esa luz de locura ternura cotidianeidad
Que mezcla
tu puedes

desde graciela abrazo

12.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Con tu modo tan particular de decir las cosas, no te das por vencido. Y te alcanza con los recuerdos. ¡Quién pudiera! Ellos te acompañan. Tienes razón, es lo único que verdderamente nos queda, y nadie ni nada nos puede quitar.
Un abrazo
Celina

14.7.11  
Anonymous Betty Badaui said...

Cómo necesito leerte, Maestro querido, para que se ilumine este rinconcito donde estoy escribiendo.
Abrazo largo
Betty

14.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Siempre es un placer enorme leer tus poemas, Jorge.Me gustó mucho ese final.
Un abrazo
Alicia Borgogno

15.7.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Salve, Maestro. Qué más aportar a tu cotidiana genialidad. Mi abrazo y admiración.

15.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Querido Jorge: Tus versos me llevaron por caminos, ríos,por los sueños de antaño y los días presentes.Bellos sentimientos en un hermoso poema. Un abrazo.Miguel Madrid

15.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Querido Jorge: cada poema tuyo me sorprende, esa manera tan genial de hilvanar ternura, humor, dolor, duda, luces y sombras...mil gracias por tu obra!! Besote, María Chapp

16.7.11  
Blogger Eduardo Espósito said...

Jorge... genial, como siempre!!

16.7.11  
Anonymous eduardo.s.chaves@gmail.com said...

Jorge
tu mano es un caudal de sorpresas, me encantó este poema-historia que juega con la fantasía y con lo más real de los sentimientos. Genial y un placer su lectura.
Eduardo Chaves

17.7.11  
Blogger sacanueces said...

gracias!!!
una belleza inmensurable!
un abrazo, francisco

18.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Querido Jorge,
después de leerte uno queda "abrazado" a tu sendero de musas y "pájaros azules", que nos guían hacia la luz de una poética singular. Un vero canto a la libertad. Te felicito amigo!
un abrazo enorme

Elisa Dejistani

24.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Cuánto me gustó este poema, Jorge. Cuánto.
Abrazo
Alicia Perrig

28.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Qué bella imagen Luis,(Con sus manos de azúcar y nostalgias.)
Gracias por recorrer mis letras. Un abrazo agradecido. Vic

29.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Un bello y profundo poema, con imágenes hermosísimas, y ese toque de humor e ironía, que saca más de una sonrisa, tan necesarios en estos días.
Un gran abrazo, Jorge querido, siempre es un placer leerte y no te imaginas cuánto en este momento en que llueve intensamente en Santiago y pareciera que todo llora.
Otro abrazo,
Juany Rojas

30.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Jorge amigo,que decir de tu poema,es una hermosa,triste y terrible metafora del amor...el amor es el recuerdo y las dudas...el amor es lo perdido en el tiempo...el amor es esa patria a la que no volvemos...es ese territorio que existe y que vemos como exiliados...otra magistral muestra de que atras de la risa,del juego de palabras ,de la perfeccion en el estilo y en la belleza tus textos siempre de un modo o de otro reflejan lo terrible y lo humano de la vida...gracias por cada linea y cada gesto de amor que ilumina mi vida...saludos a Chabel...
Leonardo Herrmann

1.8.11  

Publicar un comentario

<< Home