13.7.11

Poema de José Enrique Ramírez Aguilar



Fin de un canto

Te supe triste de tu propia ausencia

y te escuché cantar inconsolable.
El amanecer despertó sin gallos.


© José Enrique Ramírez Aguilar

4 Comments:

Blogger Daniel J. Montoly said...

El dolor de la partida fue tan inmenso que terminó trastocando el medio. Me gusta como conecta la inquietud del individuo, su emoción con el medio circundante, porque fruto de su dolor su perscepsión del medio hace que éste se altera. Bastante interesante.
Un placer leerte.
Daniel

13.7.11  
Blogger Mariasilvia said...

"triste de tu propia ausencia"
Ahí me pesa todo.
Triste.

14.7.11  
Blogger Adriana said...

Es un poema enigmático. Me parece una metáfora de la muerte. Me gusta mucho eso de "triste de tu propia ausencia", y me hace pensar en la tristeza de cada uno por su finitud. Muchas gracias. Un beso. Adriana Maggio

15.7.11  
Blogger Liliana said...

Bello y profundo en su brevedad.

24.7.11  

Publicar un comentario

<< Home