28.1.09

Poema de José Antonio Cedrón



HOMENAJE A LAS LLUVIAS DEL VERANO

Yo empezaría hablando de Lluís Llach
mirándote la frente/ y seguiría diciendo
que tenés un lunar sobre tu cuello
“una mancha de sol” –me corregís–
y esto haría que lo pensáramos dos veces
sin dejar de mirarnos/ podrías encender
una lámpara azul y un Carmencita suave
y yo darte la mano y rozar tu collar
hecho de cuentas simples: vidrio, piedra, cordel.
Balbuceamos el día y ya pasaron horas/
Anderson girará por la tercera vez sin darnos cuenta
podrá llover, total, estamos en verano.
A la segunda taza de café
me detendré en los hombros y volveré a tus manos,
entonces distraerás tus ojos en los vidrios/
me dices de las flores que plantaste/ en la tierra nueva
del jardín/ seré torpe, tal vez, y no hablaré del agua/
recordaré un tranvía/ te contaré cómo eran mis zapatos/
nos cruzará una infancia por la espalda del patio/
me mostrarás la foto de tus padres/ leeremos una carta/
imitaré a mi tía/ sonreiremos.
Vos pondrás algún pueblo de Turquía en mi imaginación/
también alguna casa/ y pasearé en sus calles/ fugazmente
a tu lado/ te contaré qué fueron de mis últimos tiempos/
y vos de un barco griego de nombre impronunciable
donde viajaste un día en otra intimidad.
Veré que te descalzas sin llamar la atención/
y volveré de nuevo a tu lunar/ a tu “mancha de sol”/
a tu collar de cuentas/ sin dejar de mirarnos.
Harold Budd-Brian Eno nos cambiará el sonido levemente
ambos sabemos que esto lo hemos lo hemos oído juntos/
muchas veces/ pero entonces sin vernos (estábamos ausentes).
Después de “Steal Hawai” hablará un amor tuyo en el casete/
esta vez dejarás correr hasta el final el mensaje en la cinta:
sonríes tibiamente/ te acaricio la lágrima
que atravesó los vidrios/nos atará los labios su humedad/
besaremos temblando/nos daremos/ y pasarán los días.
Ahora tu perra juega con la mancha de sol que se aleja del día/
se asusta con las sombras/ mira seria a las moscas.
Te esperaré con cenas naturistas: calabazas al horno
verduras al gratén (“con poco aceite”)/ duraznos, piñas,
uvas con granola. Diría que seremos comúnmente domésticos también/ probaremos conductas: moverás un alfil desnudando mis torres/ arriesgarás la reina en todas las partidas
(su porvenir nos tiene sin cuidado)/
llegaremos a tablas la mayor de las veces.
Aprenderé tus ruidos meticulosamente como las religiones
(desconfiando de todo mandamiento)
la forma de pisar/ la inclinación que dejas en las sandalias/
qué miradas enseñan dónde empieza la noche.
Viajaremos seguido hasta la madrugada/ tus sábanas
son amplias/ confortable tu auto/ la arena de Casitas/
las palapas humildes del Pacífico Sur/ tu blusa en los caminos.
Tendremos ocurrencias recurrencias miradas clandestinas
complicidades varias/ caricias sol arena en los cabellos/
ojeras brillantes como espadas/ nunca promesas/
ni árbol navideño/ mucho menos tarjetas con trineo/
cortinas transparentes/naturalezas muertas/ bodegones/
ni muñecas sentadas “para adornar la cama”/
ni casa compartida/ sillas Luis XV/ guantes/ ni tampoco vejez.
Sabré dónde te alejas y porqué a instantes conocidos
y misteriosamente –como un ciego– pensaré en el futuro.
Oiré tus manos lejos improvisar la noche/
volverás con galletas y caramelos Brinnen
o mejor con tostadas y canela/
morderemos y el cuerpo se sentirá en el ruido/
diremos: es un lujo la noche que nos damos.
Esas mismas palabras nos van a despedir/
te irás a Barcelona/ y no publicaremos este adiós/
será una ceremonia sin editor ni amigos.
No nos veremos nunca/ nunca más/
haremos que la muerte jamás llegue a enterarnos/
y no seremos pérdida ni engaño.
Tu foto a contraluz se quedará mirando el mar
como los fuertes/ solamente las lluvias regresarán
cada año en el verano/ le mojarán la tierra a la memoria/
tu rostro será eterno/ irrompibles las cuentas del collar.

.........................Puebla, Pue., México

© José Antonio Cedrón

20 Comments:

Blogger Jorge Ariel said...

Hermoso, fuerte poema, José Antonio.

Gracias a Gustavo te reencuentro.

¿Por dónde andás? No nos vemos desde
Caracas y trópico y años 70.

Felicitaciones y el abrazo

Jorge Ariel Madrazo

28.1.09  
Anonymous Anónimo said...

JOSE ANTONIO
tiene tanto , tanto tu poema para
deleitar.Hay que reelerlo y descubrirlo en cada palabra.
Me gustó muchisimo
anahí D.Bezoz

28.1.09  
Anonymous Anónimo said...

Muchas imágenes que pueblan una única despedida. "...tu rostro será eterno / irrompibles las cuentas del collar." Excelente cierre para este bello canto de amor y desamor, José Antonio.

29.1.09  
Anonymous Anónimo said...

Es cierto: "muchas imágenes pueblan una despedida". No sé si recordará que hace unos años
lo visité en su oficina de la revista Este País, en Coyoacán. Como sea, yo espero volver a verle algún día. En tanto, sigo lectora de su sensibilidad poética,
Ma. Beatriz Murccio

30.1.09  
Anonymous Anónimo said...

Poema de la vida ? Gracias, Noemí Vivas

3.2.09  
Anonymous Luis Alberto García said...

Hermoso poema. Es para releer. Pero, narra un encuentro aún no realizado, pero tan deseado que tiene el plan de todas las horas, es la esperanza de que ese día, esa despedida final sea/será así. Muy hermoso.

9.2.09  
Anonymous Anónimo said...

Me conmovió su poema, Cedrón; usted logra la mayor virtud de la poesía. Le abraza, Nora B. Baunberg

12.2.09  
Anonymous Anónimo said...

También conmueve por lo que augura. Gran poema, gran poeta
Lucio Martínez G. (La Plata)
pd dónde encontramos información del autor ?

18.2.09  
Anonymous Anónimo said...

Sólo mi agradecimiento a José Antonio Cedrón, porque la poesía no puede explicarse. Un abrazo, Carlos Ma. Verzi

24.2.09  
Anonymous Anónimo said...

Otra vez gracias por tu poesía, CEDRÓN, Lidia M

28.5.09  
Anonymous Anónimo said...

MUY BUENO, mis respetos a Cedrón,
Mtra. Letizia Gracianni (La Plata)

13.10.09  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo y profundo. Gracias,
José Ma. Luna (buenos aires)

10.11.09  
Anonymous Anónimo said...

Hay tío, tú sí que te las traes.
Tu poema cala hondo. Mereces un beso, Alicia Serrano (madrid)

26.11.09  
Anonymous Anónimo said...

Muy bella tu obra - Ma. Inés Bellone - Buenos Aires

14.12.09  
Anonymous Pilar Cedrón Cabral said...

Bello, como todo lo que escribís, Papi. Te amo
Tu hija, Pilar

21.12.09  
Anonymous Anónimo said...

josé Antonio. me dice sandra de la garza que te leyó por aquí y entonces encontrarte. pues sí. me emociona saberlo. te debo emociones. comentarios. ojalá alguna vez
tere vargas

2.9.11  
Anonymous Anónimo said...

maestro, hermano, escenas de enorme belleza y sentimiento, jorge beltràn barros (el del teatron de tìteres, te recuerdo y admiro, mis respetos

12.6.13  
Anonymous Anónimo said...

Hermoso poema, gracias, Hilda Goldshmit

5.11.13  
Anonymous Anónimo said...

Maestro, siempre presente, no olvidamos las tardes de taller en CMA. Le saludo mucho, jorge alberto almanza

6.10.14  
Anonymous Anónimo said...

Gracias por trasmitir tanto. Un saludo, José Ma. Huerta-Villegas

6.1.16  

Publicar un comentario

<< Home