17.2.10

Prosa de Sebastián Olaso


.........................................................Hay
hielo entre mis páginas porque soy discípulo de junio, mes de escarcha y noches gigantescas. Junio me hiere la palabra con cristales de la nieve de su boina. Circulo por sus vías como un empleado jerárquico. Destaco de junio las voces que huelen a manzana, las galerías inciertas, los cuerpos de amor, y los puños de desprecio que abren sus bocas de peces para asilarme y responder a mi plegaria, plegarse a mi camisa o incorporarme en su ciclo. Hay gotas de junio en mi vaso de agua, hay gotas de mí en las nubes de junio, y habrá campanas del infierno en las puertas del invierno cuando llegue sediento y despojado a mendigarle mi porción de pan caliente.

© Sebastián Olaso

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Sebas: me encantó. No voy a ponerme a explicarte qué quisiste decir. O que dijiste, o con qué intención.

Cada uno escribe y los demás reciben.

Y yo recibí esta maravilla con el corazón de par en par.

Un abrazo,

Alicia Márquez

18.2.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Cuánto tiene junio, cuánto menos nos queda.

besos
Elisabet

18.2.10  
Blogger Juan Ricardo Sagardía said...

Seba:
veo en este poema el arte de juegos de palabras, pero ello no quita el mensaje que dejas. cuanto duele junio, y cuanto sobrevivir a junio.
bien.
bravo.


SANTOAMOR

19.2.10  
Blogger Isa said...

Hola Sebastián, me gusta esta frase de tu prosa: "hay gotas de mí en las nubes de junio" Un saludo desde el invierno londinense, Isa

20.2.10  
Blogger Adriana said...

Me encantó el texto, muy poético. Adhiero a lo que dice Alicia Márquez: es un poema que se recibe "con el corazón de par en par". Gracias. Un abrazo. Adriana Maggio

21.2.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Una tajada de ese pan caliente es tu poema Gracias Sebastián.
Leonor

24.2.10  

Publicar un comentario

<< Home