11.3.10

Poema de Marta Zabaleta


La ardillita

La vida
ese rayo impredecible
que se proyecta en la muerte
cubre su andar
entre el fruto y la mata
y se silencia

la vida
ese andar incesante
que se torna perdido
cuando al cruzar
desvaría
y se retiene.

Sonríe al vacío
clama a las nubes
cava con arpegios de trigales
Pelar una manzana
y dársela,
mojar las manos
en la niebla
y bajarlas
lentamente
hasta que suenen.

Su pomposa cola
asiente
abanico de velas y petardos
que me detenga
en cada poro:
amado mío, aun duermes.


© Marta Zabaleta
Foto: Yanina Hinrichsen

18 Comments:

Blogger galáctica said...

La ardilla, pintada en forma conmovedora para quienes amamos a esos tímidos y dulces animalitos, también simboliza aquí la vida, el acercarse con cautela, el domesticar al otro para acercarse y no asustarlo, el encontrar al otro "en la niebla", el despertar al otro con ternura. Un poema para releerlo y plantearse una concepción del mundo a partir de la ternura. Excelente Irene Marks

11.3.10  
Blogger Marta R. Zabaleta said...

Muchas gracias,Gus, por estimularme a revisar en el baúl de mis recuerdos, encontrando este poema y verlo aqui publicado, junto con la alegre foto de la estatua de Moore tomada por mi hija Yanina.
En su nombe y en el mío, pues, de cuento que estamos particularmente sensibilzadas por tu apoyo, en estos trágicos dáas en que ambas sufrimos en carne propia el doble terremoto geológico y político que amaga a la poblacion y el suelo de nuestro querido Chile.

Marta Zabaleta
desde el doble exilio, en Londres.

11.3.10  
Anonymous Anónimo said...

La levedad de la vida transita por este poema, en su ritmo, en su lenguaje, en sus imágenes.
Me dio placer leerlo. Bien hecho, Marta.
Un abrazo
Pilar Romano

11.3.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Marta, tan bien describiste a la ardilla, con imágenes precisas y bellas.
Siempre mi abrazo para vos
Betty

11.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Ese despertar entre tierno y voluptuoso, conmueve.
Abrazos
Alicia Perrig

11.3.10  
Anonymous Anónimo said...

que forma tan sutil de llevarnos hasta tu ardilla... buenísimo!
un saludo muy especial

Shirley Villalba.

11.3.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

La vida ha llegado a mi con tus palabras ¿el amado duerme ? estas palabras , este tu poema lo despertará seguramente.
Leonor

12.3.10  
Blogger Marta R. Zabaleta said...

Mis queridas: creo que necesitaba una sensibilidad pura como la vuestra para acercarse,generosamente pero sin miedo, a este poema.
Y qué más decirles, hermanas mías, por esats caricias suaves, por vuestra presencia enla ternura cotidiana que es la poesía?
...que en nombre de Susi,la ardillita de mi jardín, un buenas tardes desde las (ti)nieblas míticas del campo inglés, casi cruzando a la primavera.
Vuestra
Marta

12.3.10  
Anonymous Anónimo said...

un tierno poema, muy original,sludos
Anahí Duzevich Bezoz

13.3.10  
Anonymous Anónimo said...

"abanico de velas y petardos" ¡qué hermosura!! propio de tu talento creativo. susana zazzetti.

13.3.10  
Blogger Ricardo Rodríguez Pereyra said...

Marta
bello tu poema, y descriptivo, yo
he visto ardillas sólo en el cine
pero me encantan. Gracias por
compartir tu sensibilidad.
Ri

13.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Marta, querida amiga. Tu poesía me remite al simbolo del movimiento. Diría poesía del devenir, que vuelve , avanza, y termina en un cimax maravilloso...y eterno.
Gracias,hermana. amelia arellano

13.3.10  
Blogger Marta R. Zabaleta said...

Anahi, Susana, Ricardo y Amelia: honrada por la visita de tanto talento literario junto, asoamadoa mi tierno y modesto poema!
la foto de mi hija de la famaosa escultura de Henry Moore en pleno campo le confiere color, no es cierto?

Besos colectivos e individuales,
Marta.

15.3.10  
Blogger Myrtha Milella said...

Martha revolver el baul de los recuerdo, comparto contigo esta frase, del fondo sacamos los mas bellos poemas
besos myrtha

16.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Pelar una manzana y dársela..tantos recuerdos me trajo esta frase..............mi perra Gala....hermoso tu poema..hermoso final...un gusto leerte, un beso, María Chapp

24.3.10  
Blogger Marta R. Zabaleta said...

Myrtha y Maria: gracias por las sobrosas observaciones que han hecho de mi poema.
Es una sensación curiosa releer una propia reescrita por oros ojos. Siempre se aprende al andar...
Abrazos,
y por vuestro esfuerzo,gracias!.

Marta

26.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Marta, conmovedora letra plena de nostalgia y ternura. Gracias por tu lectura y comentario.
un abrazo

Elisa Dejistani

30.3.10  
Blogger Marta R. Zabaleta said...

Elisa: fue un placer.
Un gran abrazo
Marta

5.4.10  

Publicar un comentario

<< Home