11.5.10

Poema de Amalia Zacoutegui


Ancestros

Retumban, se avalanzan los caballos sin sueños,
un galopar de brasas mordiéndose en el aire.
Como un aullido largo,
van tajeando la noche los espectros que escapan,
huérfanos de ley, sin horizontes.
Azabache la sombra que volvió luz prohibida la luna en la espesura.
Luego reinó el silencio.
Callaron como pájaros vestidos de aguacero,
y llegaron a mí en un oleaje de dolor,
en una espuma de flores oscuras, mutiladas.
Cuando la luna fue un retazo de luz ardiendo lejos,
la vida toda lloró sobre lo frágil,
sobre la tierra partida de sus almas.
Luego cavó profundo, sembró sobre sus huesos
un trazo de amor para que nombre
y sobre ese polvaderal de olvidos
clavó la cruz de mis palabras.


© Amalia Zacoutegui

15 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Si que vengo atrasada con los comentarios, estiro y estiro el tiempo y parece peor, como un chicle se me pega en los dedos, ja ja...semejante introducción para decir que me gusta mucho tu voz poética querida Amalia y más cuando uno te conoce y sabe que ella es tu fiel reflejo. Un abrazo.

Lily Chavez

11.5.10  
Anonymous Anónimo said...

"...Cuando la luna fue un retazo de luz ardiendo lejos..."
¡Qué belleza de imágenes, Amalia!
Aplausos, besos y bises
María Rosa León

11.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Amalia:
Con imagenes y ritmo. Hermoso poema.
Aplaudo de pie!!

tere vaccaro

11.5.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Excelente!
impecable tu poema!

12.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Hermoso poema, con bellísimas y logradas imágenes.

Un abrazo
Amalia M. Abaria (la otra Amalia)

12.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Hermoso poema, con bellísimas y logradas imágenes.

Un abrazo
Amalia M. Abaria (la otra Amalia)

13.5.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Gus, comienzo diciendo que esa tropia me conmovió y paso al poema, Amalia, por muchísimas razones tus palabras me llegan con la fuerza del pasado que se une al presente
Doble abrazo
Betty

14.5.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Qué estupendo poema, Amalia. Sos una gran poeta. Un abrazo.

14.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Uauuuuuu! Cuánta fuerza en tu poema, cuanto dolor contenido, hermosamente expresado.
Celina

14.5.10  
Anonymous Betty Badaui said...

En mi anterior comentario quise decir "tropilla" y por tan apurada...
Pido disculpas
Betty

14.5.10  
Blogger Marcela said...

"la vida toda lloró sobre lo frágil...
...clavó la cruz de mis palabras"
Bellísimo poema.
Un abrazo.

16.5.10  
Blogger galáctica said...

Logradísimo el galope de estos caballos que avanzan como fantasmas ineludibles, para que los nombres , como decís.En este poema la percepción se abre hasta abarcar las dimensiones y quitar la valla que nos separa de los muertos para darles espacio en el lugar más importante: el corazón.Saludos poéticos Irene Marks

16.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Una fuerza impresionante la de este poema y un final impecable. Un abrazo. Liliana Lapadula

18.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Amalia: como vos querés un lugarcito en "mi jardín", yo quiero uno entre estos caballos, en la fuerza de este poema, quiero estar.
Tiene versos muy bellos!, gracias por compartirlos,
Abrazosss, Montse Bertrán

20.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Amalia, qué ritmo tienen estos caballosfantasmas, hay un vértigo en tus palabras....metáforas increíbles, música, aplausos!!!! Un besote, María Chapp

23.5.10  

Publicar un comentario

<< Home