4.5.10

Poema de Horacio Gómez


EL LOCO Y LA PLAZA

Por una calle cualquiera,
cualquier hora, cualquier día,
sin que nadie lo escuchara
un loco se repetía:
“presiento el amor muy cerca,
adiós soledad tan mía”.
Su ilusión alimentaba
cada vez que lo decía.
La gente que caminaba
demostraba su apatía,
y entre tanta indiferencia
tal vez alguno reía.
De repente una tormenta
que desde el norte crecía,
dejó en penumbras la calle
como una cruel profecía.
La llovizna iba enjuagando
el manto que se cernía.
Y así, en la tarde noche,
imaginó que veía
de aquel amor la silueta
en una plaza vacía.
Decidió apurar el paso
mas algo lo retenía,
un viento fuerte y salvaje
que la marcha le impedía.
Pensó que estaba avanzando
y en verdad retrocedía;
la plaza quedó tan lejos
que quimera parecía.

© Horacio Gómez
Foto: Horacio Farroni

5 Comments:

Blogger Mónica Angelino said...

Locura del imposible. Por suerte la quimera sigue.

Besosssssssssssss

4.5.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Bravo Horacio! Un romance de amor de locura al mejor estilo de la poesía clásica que es también actual en tu voz.
Para la antología.
Felicitaciones y un gran abrazo con todo mi afecto y admiración
María Rosa León

4.5.10  
Anonymous Ana María said...

El loco y su quimera, el poeta y su poesía. Muy bueno, Horacio. Te felicito.

8.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué hermoso sueño escribiste, Horacio!
Un abrazo, Montse Bertrán

8.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Esta re bueno el homenaje, demasiado rimado, pero muy bien planteado, me gustó. Lucas Andrín.

11.5.10  

Publicar un comentario

<< Home