22.8.10

Poema de César Cantoni


No era Hamlet

El primer día que fui a la casa de mi compañero,
éste tomó un cráneo humano que guardaba en un cofre
y lo alzó hasta mis ojos sin mediar palabras.
No era Hamlet planteándose la duda que lo consumía,
sino un chico riendo con fuerza de mi estupefacción.

Hoy, mientras miraba las fotos en que estamos juntos,
recordé una vez más el curioso episodio.
Mi compañero no podía imaginar entonces
con cuánta ironía la temprana muerte
habría de apropiarse de su calavera.


© César Cantoni

12 Comments:

Blogger LIDIA CARRIZO said...

La vida tiene lo inesperado,que desconocemos cuando, ese algo sucederá. el zarpazo siempre es posible. cuando soltamos la risa,
alguien también comienza con su llanto,el dolor.La felicidad que nos conmueve, no sabemos cuando se terminará. tomamos de la vida todo para ella. nunca estaremos coformes
en dejarla. PODEMOS VER EN LOS AÑOS QUE TODO NOS LLEVA AL FIN DE NUESTRO CICLO.NUNCA CUÁNDO!
Lidia Carrizo

22.8.10  
Blogger Mariasilvia said...

Guau!!! Qué bella crueldá! Me gusta la poesía que muestra la contradicción humana.

22.8.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Qué bello y conmovedor tu poema, César!
No sé por qué, más que recordarme a Shakespeare me trajo a la mente aquellos versos de nuestro Catulo: "La vida es una herida absurda"
Siempre me sacude el mismo pensamiento ante la muerte temprana de la gente.
Aplausos y un gran abrazo
María Rosa León

23.8.10  
Anonymous galáctica said...

Este poema orilla , en su brevedad final, la idea de un epitafio. La intuición del poeta encadena un episodio infantil al real. Narración en dos trazos, poética pero a la vez microficción. Muy lograda Irene Marks

23.8.10  
Anonymous Anónimo said...

En dos imágenes poéticas, una historia de vida, duramente, diestramente mostrada.
Gracias,César.
PILAR ROMANO

23.8.10  
Anonymous Anónimo said...

crudo, real y explícito poema
saludos
anahí Duzevich Bezoz

23.8.10  
Anonymous Anónimo said...

De todas las estrategias, quizá la de la parca, opera con más ironía y lucidez. Muy bueno César.
un abrazo

Elisa Dejistani

24.8.10  
Blogger luis benítez said...

Breve, fulgurante entrega del maestro platense César Cantoni, que ratifica que la suya es una de las voces más importantes de la poesía argentina actual; más allá de los caprichos de los lobbies, sabemos sus lectores que la poesía de Cantoni es de las que permanecerán. Un lujo -en lenguaje aparentemente sencillo- para el género local.

24.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Una novela. Me pongo de pie.
Abrazo
Alicia Perrig

24.8.10  
Blogger Martín Jiménez Guerra said...

Cruel. La muerte en sí es una ironía. Cuando se lleva a algún niño, la vida pasa a ser la ironía.

27.8.10  
Blogger Cecilia Ortiz said...

César, leer tu poema es ver la escena, aunque digas que "no era Hamlet".
Siempre tu yo poético one el marco adecuado.
Un gran abrazo

Cecilia

27.8.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Contundente poema , César, me dejó sin palabras ...se puede hablar de la muerte , nombrarla ...pero en tu poema llega Un abrazo Leonor

28.8.10  

Publicar un comentario

<< Home