24.8.10

Poema de Leonor Silvestri


Amas de Casas

Somos muy afortunadas
No podemos estropear nuestra fortuna
Con la preocupación por personas
Desafortunadas
No es nuestra culpa
Toda esa gente muerta de hambre

Somos recompensadas
Con la ropa interior sucia
De nuestros maridos
En una cesta y con las emociones
Desechadas de
Nuestros hijos

En el jardín hay unas prímulas para cortar
Y disponer en un vaso sobre la mesa de la cocina

Al final del día
Se habrán marchitado

© Leonor Silvestri

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Poema con fuerte ironía, una protesta disfrazada en unas prímulas que sólo disimulan momentámente el tedio y la amargura, pues al cabo de poco ya están marchitas, igual que los desafortunados de la calle.
Cariños,
Juany Rojas

24.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Me gustó mucho tu poema, sobre todo la imagen simbólica de las prímulas "para cotrtar"
María Amelia

24.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Fantástico el clima que logra este poema. La ilustración de Gus es un verdadero hallazgo. Grande.
Abrazo
Alicia Perrig

24.8.10  
Anonymous Anónimo said...

se crea un clima de reproche de la mujer con su quehacer diario, pero lo alegran las primolas

maria elena tolosa

25.8.10  
Blogger Juan Carlos Rodríguez said...

Melancolía, ironía, algún reproche, es cierto, y la valentía de encarar nuevamente, al otro día, esa cruzada sin aplausos.
FELICITACIONES!!!

25.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Leonor, excelente poema! ser ama de casa no siempre está bueno...me gusta el uso de la ironía(que no abusa)
Un placer

26.8.10  
Blogger Mariasilvia said...

Qué fuerte! Estaría bueno que sirviera para despertar a muchas que siguen creyendo que si sos ama de casa no podés ser socialmente activa y consciente! Recordé una canción de una españolitas, no recuerdo el nombre del dúo (capaz las "Ella Baila Sola", allá por los 90), "Yo quiero ser mujer florero".

27.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Lleno de sarcasmo y valentía tu poema. Saca a la luz un dolor muy fundado de muchas mujeres que se sienten relegadas socialmente y mastican su frustración. Vamos, señoras ! A romper esas cadenas se ha dicho...!
Celina

27.8.10  
Anonymous Roxana Palacios said...

oh, sí, ser o no ama de casa es una cuestión; ¿me parece a mí o hay como una programación delirante?

28.8.10  
Anonymous Anónimo said...

hola leonor lindo tu poema al final todo se marchita pero el pensamiento puede estar en ese presente de la gente y en las primulas sobrenadando las aguas del florero
pablo queralt

28.8.10  

Publicar un comentario

<< Home