24.8.10

Poema de María Eugenia Caseiro


Residuos.-

Segundo.

Alrededor las formas
que vagaron
la vida más querible
cuando aún no la sabía.
Después todos los bancos
lánguidamente recostados a mi espalda
fueron tibio hospedaje del adiós.

© María Eugenia Caseiro

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Nostalgia. A veces la vorágine de la vida esconde el placer efímero e inigualable de la vida, la de todos los días, la igual, la que parece nada y es todo.
Abrazo
Alicia Perrig

24.8.10  
Anonymous Anónimo said...

un poema de despedida , nostalgia y adios
un abrazo

maria elena tolosa

25.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Es un poema muy hermoso a corazon abierto
besos myrtha

25.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Los bancos como tibio hospedaje del adiós.
Una belleza de imágenes en tan pocos versos.
¡Bravísimo, Mariú!
Un beso grande
María Rosa León

26.8.10  
Blogger Xenia.Mora said...

Querida Mariú:
En este poema me dibujas un caítulo de una novela en una grandiosa síntesis.¡ Mis felicitaciones amiga!
Un beso
Xenia

27.8.10  
Blogger Cecilia Ortiz said...

Mariú, qué belleza de poema!
En pocas líneas todo un universo.

Un gran abrazo

Cecilia

27.8.10  
Anonymous Anónimo said...

gracias^ mis amigos todos^ por tan bellos comentarios^^^
buhamente^^^
m.e.

28.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Un poema que nos regala la suavidad de la vida, celebrándola!,
Besos, Montse Bertrán

28.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Bravo!
Me encantó.
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

29.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Rebueno María E. Alda Salzarulo

30.8.10  

Publicar un comentario

<< Home