13.8.10

Poema de Marita Ragozza


DESAFÍO

Dormía en una estación de trenes
no por sola
no por pobre
ahora que crecí
soy más atrevida
cruzo cielos
alimentada por el desafío
cuando dormía en una estación de trenes
porque quería
no por pobre
no por sola.

© MARITA RAGOZZA DE MANDRINI

17 Comments:

Anonymous Anónimo said...

al dormir uno va elavorando sueños, y el tuyo es este "desafío" que involucras en tu escritura
muy bueno,saludos
Anahí Duzevich Bezoz

13.8.10  
Anonymous Anónimo said...

marita que bueno tener valor y desafiar la vda y eneste caso ganar
un abrazo

maria elena tolosa

13.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Un cambio
no por pobre
no por sola
por valiente!
buen poema

desde graciela abrazo

13.8.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Bravo, Marita! Hay que ser valiente para dormir en una estación de trenes sólo como respuesta a un desafío.
Tu poesía toda es un grito de valentía.
Aplausos y besos
María Rosa León

13.8.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Querida amiga, ahora que cruzás los cielos estás en tu verdadera plenitud.
Me agrada leerte y mandarte un cálido saludito.
Betty

13.8.10  
Blogger claudia tejeda said...

a la atrevida que escribe y cruza el cielo y no teme a los desafíos, le mando un poético abrazo...

13.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita:

Me alegra encontrarte y leerte. Deseo que estés bien.
El dormir en la estación te lleva al sueño de viajar, entrar y salir de trenes, y al final se cumplirá ese desafío.
Muy bien, Marita.
Te saludo, Camilo

14.8.10  
Anonymous Anónimo said...

La abrazo con toda la fuerza que mi corazón guarda para quien tiene la valentía de enfrentar la vida porque sí, porque vale la pena vivirla.
Gracias
Abrazo
Alicia Perrig

14.8.10  
Anonymous galáctica said...

La vocación de ser en la marginalidad y de comprender que las cosas desde allí se ven como realmente son, no como quieren vendérnoslas. Sólo el marginal conoce el verdadero rostro de la gente, por eso sólo el que entra en el mundo sabiéndolo es sabio, como este poema maravilloso. Excelente Irene Marks

15.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Me encantó Marita, me encantó esta mirada de lo que se instala en un lugar no por sola, no por pobre. Un abrazo.

Lily Chavez

17.8.10  
Blogger Eduardo said...

Marita
ni sola ni pobre, una poeta como vos estará siempre rodeada de la admiración de todos, gracias a tu talento inmenso. Tu desafío consiste en seguir adelante con cada vez mayor belleza.
Eduardo Chaves

17.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Bravo Marita. Me dan ganas de ir a dormir a la estación para poder lograr un poema como el tuyo. Un abrazo. Alda

17.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Marita: en tu poema el tiempo de quietud elegido queda en la estación, para avanzar abrasando y abrazando el nuevo camino: una nueva elección.
Glorioso como toda tu voz!
Un entrañable cariño.
Mirna Celis.

17.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita vaya valentía lograda en el poema. saludos irma del Angel

20.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita, tanto es lo que se puede aprender y crecer, teniendo la experiencia de la precariedad, sin ser precario, y esa experiencia es la que después nos da alas para otros desafíos. Un abrazo y mis felicitaciones, dulce y gran poeta.
Juany Rojas

20.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Muy bueno, un placer leerte!

21.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita
Un poema que, dentro de su síntesis dice infintas cosas. Habla de confomidad y humildad, adaptación llana a todas las situaiones que la vida nos puede presentar, desde una óptica de agradecimiento al solo respirar.
Toda una enseñanza de vida.
Un abrazo enorme
Susana Giraudo

23.8.10  

Publicar un comentario

<< Home