13.8.10

Poema de Marizel Estonllo


Síncopa

La luna llena espía entre las nubes de Turner
sobre el río acostado en su huella.

Hay silencio
Y la luna balanceándose en el río,
toca el corazón con el vaivén de los mástiles
en las somnolientas marinas de enero

nada más,
tibio silencio,
cadencia que conjura un pasado

Algo en el viento rotula la noche
Mientras
dos notas diferentes, conquistan el mercurio
en el espacio acotado de un mismo compás.

Cada encuentro
es crisol, nueva sílaba de la esperanza.

© Marizel Estonllo

5 Comments:

Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Marizel me gustó tu poesía sincopada como un buen jazz... las imágenes de las calladas marinas estivales se sienten con nostalgia irredenta.

13.8.10  
Anonymous Anónimo said...

"...cada encuentro es crisol, nueva sílaba de esperanza."
Hermoso cierre, Marizel, para tu hermoso poema.
Aplausos y besos
María Rosa León

13.8.10  
Anonymous Anónimo said...

ESTA MARINA "TURNEriana" arrastra la melancolía del impresionismo. El ojo parece pegado al corazón. Mi cariño
JORGE PAOLANTONIO

14.8.10  
Blogger Adriana said...

Gracias por este cálido y nostálgico poema. Me encantó "El río acostado en su huella". Un beso grande. Adriana Maggio

15.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Encuentro crisol cadencia en tu poema para hamacarse con él y con la luna!
Cariños, Montse Bertrán

21.8.10  

Publicar un comentario

<< Home