13.8.10

Poema de Cecilia Glanzmann


SEMBRADÍOS DE ALQUIMIA

Se nos abre entre nieblas
nuestra historia de humanos

se esponja en el habla
el decir que esto somos:
sembradíos de alquimia
con la ironía del sesgo
al anochecer del tiempo

mientras la semilla estalla

y el parto es retorno
y huella silenciada.

Se nos cuela inasible
y se nos torna sueño.

Mientras tanto, amanece.


© Cecilia Glanzmann

11 Comments:

Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Si Cecilia, hay que dejar que la simiente de nuestros sueños llegue al tiempo de cosecha en ese amanecer.

13.8.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Ya la imagen atrapa. Y tu poema, Ceciclia, tiene una buenísima textualidad, desde el comienzo al final, ese final sencillo que condensa todo, ¡pero qué bueno!
Un abrazo
Betty

13.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Exacto, Cecilia: eso somos, sin lugar a dudas, y quizás mucho más. ¿Por qué no?
Fantástico tu poema. Aplausos y besos
María Rosa León

13.8.10  
Anonymous Anónimo said...

cecilia , siempre amanece es necesario esperar

maria elena tolosa

13.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Que texto tan hermoso, preñado de particular vigor, de imágenes sensuales...de las que se desprende la sabiduría de vivir, y de saber que todo tiene un tiempo para pasar por el tamiz fino de nuestro entendimiento...donde sólo las cosas que valen la pena, quedarán atrapadas por aquellas palabras que construyen la verdadera poesía.

ALVARO BALTAZAR CHANONA YZA.

14.8.10  
Blogger Fabiana said...

Simplemente, bello. Fabiana León

15.8.10  
Blogger Avesdelcielo said...

El mistero de ser. Bello poema.
MARITA RAGOZZA

16.8.10  
Blogger LIDIA CARRIZO said...

UN BELLO POEMA QUE CON SUTILEZA
ALLANA DESDE LA ANCHUROSA VIDA
QUE NOS ESTA BELLEZA DE DECIR Y CREAR
MUY BELLO POEMA

LIDIA CARRIZO

16.8.10  
Anonymous Anónimo said...

mientras tanto amanece...en la palabra que nos reune..un abrazo querida cecilia!!!-maria del mar

20.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Ceci interesante singladura las que nos haces recorrer. Irma del Angel. Saludos fraternos

20.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy Bueno el poema Cecilia, dejas transparentar esa luz interna que tu misma siembras y donde te abrazo: la semilla del amor y del bien.
Cariños
Susana Roberts

20.8.10  

Publicar un comentario

<< Home