10.8.10

Prosa de Sebastián Barrasa


LO/VES

Uno se enamora de tus pasos y del champú con mazanilla.
Se enamora de invitarte un café, y del olor del café y del rouge en la servilleta de los bares del centro. Uno se enamora de tu forma sutil de evitar pagar la cuenta.
Uno se enamora de dormir en cucharita. De hacer el amor toda la noche y los domingos y las mañanas de los lunes. Se enamora de llegar tarde a la oficina con el pelo mojado y una sonrisa de luna llena.
Uno se enamora de las pecas y de las actitudes. Se enamora del huequito en tus cejas cuando te enojás, y de la comisura de tus labios cuando te reís; y se enamora de todas las palabras que empiezan con “b”, porque en tus labios tienen forma de beso.
Uno se enamora del café con leche a la mañana y de las tortas fritas en los días de lluvia.
Y de las lluvias. Uno te ve en las gotas que repican contra el techo, y en las ventanas empañadas y en los corazones dibujados con los dedos.
Se enamora de la sopa instantanea, del filét, de la comida china.
Se enamora de regar las plantas, de llevarte un ramito de jazmines, de las velas y del humo y de los sahumerios.
Uno se enamora de cada una de las veces que te imaginó
y de la imaginación misma
y de las mismísimas ganas de enamorarse.

Uno se enamora…
hace tanto que no.

© Sebastián Barrasa

18 Comments:

Blogger Leo Mercado said...

Muy muy bueno, punto.

10.8.10  
Blogger Nerina Thomas said...

La imaginación ...cuánta maravilla!! Y esas ganas de que se vivan esas cosas, esos detalles de cada día, "cuando uno se enamora".
Felicitaciones!!

10.8.10  
Anonymous Roxana Palacios said...

placer de lectura, Seba!; gracias, Gus!

11.8.10  
Anonymous Anónimo said...

¿que es lo que no hace el amor? lo hace todo, como en estos vesos hermosos
saludos
Anahí duzevich Bezoz

11.8.10  
Blogger Sebastian Barrasa (El Zaiper) said...

no sé; no sé.

No hay nada que duela más que el amor... pero en el fondo nos gusta.

El problema es cuando no entendemos que el amor son las servilletas de papel y no los grandes cataclismos.

11.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Sebastián: genial tu poema; pleno de originalidad y simpleza con un profundo contenido. Me encantó!!!
Un cariño.
Mirna Celis.

12.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Me mató. La vi. Los vi. Y ese final.
Abrazo
Alicia Perrig

12.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Buenísimo Zaiper!
Bello, profundo, enamorado, nostálgico y triste.
Todo eso.

Un abrazo,

Alicia Márquez

12.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Uno se enamora de volver siempre a la misma sensacion, y desenamorarse, para volverse a enamorar...

Coincido, en que el amor son las servilletas de papel...

Me gusto mucho!

Mariana Toniolo

13.8.10  
Blogger galáctica said...

Sebastián: la frescura juvenil de este poema, su tono juguetón, que rescata lo cotidiano y su infinito deseo de repetir una historia irrepetible(me recuerda a la película Annie Hall de Woodie Allen) hace que muchos se puedan identificar, ya que es éste un sentimiento universal que sigue a la separación . Me gustó mucho Irene Marks

13.8.10  
Blogger Sebastian Barrasa (El Zaiper) said...

Gracias a todos!

y gracias Gus por publicarlo, en este momento tan particular de mi vida.

13.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Querido Zaiper: no te preocupe si hace "tanto que no". El amor nos espera a la vuelta de una esquina, aparece en el momento menos esperado, a veces cuando ya parecía que nunca volvería. Pero vuelve a aparecer, y a veces, cuando uno creía que ya no más. Tu poema es hermosísimo, y no te puedes imaginar cuán verdadero. Pero vuelve, vuelve, cuando uno menos lo espera.
Un abrazo grandote
Celina

13.8.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Sebastián yo me enamoré a primera oida de este poema (creo que en Bendita Eratro)Y me enamoré perdidamente de esa larga declaración de principios romántica, aunque el final pretendidamente irónico le ponga un toque de cinismo que no tiene en lo más mínimo. Gracias Gus por publicarlo.

13.8.10  
Blogger julia del prado morales said...

Precioso, muy musical, vibra el amor, abrazos Julia

13.8.10  
Blogger claudia tejeda said...

porque uno se enamora de uno mismo haciendo esas cosas, de ese estado de eclipse, de su cara con juguetitos. Y después de un tiempo se marchitan los jazmines....es así...me encantó...
Abrazos

13.8.10  
Blogger José Manuel said...

Leo un poeta auténticamente contempráneo, original, magnífico. Espero seguir leyendo más trabajos suyos en este espacio de Gus. Por favor, que no se nos pierda este poeta excelente cuya poesia asombró mi mañana.

José Manuel Solá
[Puerto Rico]

14.8.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Grande Zaiper!
Todo ese amor que va creciendo y va también in crescendo en tu voz poética... Tiene toda la dulzura y el encanto de lo grande.
Aplausos, bises y besos
María Rosa León
PD: ¿habrá que apantallarte la cabeza y el corazón para que no se consuman de tanto fuego?

14.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Uno está enamorado de este blog y se enamora de este poema, Sebastián, y hasta de las trivialidades que se nombran en él uno se enamora porque es un texto encantador para gente enamorada y en vías de enamorarse.
Un fuerte abrazo.

Jorge Luis Estrella

23.8.10  

Publicar un comentario

<< Home