7.9.10

Poema de Eduardo Chaves



ELLA

Como un campo florido me ofrecí a su tormenta
en la luz de un relámpago y al clamor de su aliento.
Sobre mi cuerpo en vela
tropas de caballos fríos galoparon sin tregua
su voz no era suspiro, sólo un diamante helado,
y al amanecer fui pantano
... hondo perfil de sombras
lento botín de guerra, tesoro ensangrentado.

Ella me dejó su aridez
como una marca inmune al sueño y al olvido
... sin memorias ni nombres
sólo este rastro largo de dolientes puñales
esta piedra en los ojos
esta grieta que ahora palpita sin descanso.

Mi sangre doblegada se erige como un mástil
donde agita mi alma su convulsión secreta
... mientras yacen sobre la arena
fastuosas armaduras, escudos funerarios,
.............. trofeos
la cicatriz perfecta sobre un blanco país
mordido por sus besos.

Yo viajo hacia la sed
a la cruel intemperie que aguarda en el silencio
al temblor que no agota la noche que lastima.
Estoy bajo el asombro del amor
con la piel sometida a su aroma de espinas
... soy la tierra arrasada
por el pié melancólico de una mujer herida.

© Eduardo Chaves

18 Comments:

Blogger ALICIA CORA said...

Bello poema, profundo y con mucha carga de dolor. La soledad a veces supera toda expectativa de felicidad y creo que este es el caso, por el desamparo que dejó a su paso ..."el pié melancólico de una mujer herida"...

7.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Valiente y aguerrido, un poema del alma, deshecho de ausencias. Doloroso,sentido en cada frase,tanto que me retumban aún plácidamente las palabras. Impecable, estimado Eduardo, inquietante, fabuloso.
muchos éxitos
Cristian Gentile

8.9.10  
Anonymous Anónimo said...

"Estoy bajo el asombro del amor..."
¡Bravo, Eduardo!
Un bello y conmovedor canto de amor y dolor de ausencia.
Aplausos y un gran abrazo
María Rosa León

8.9.10  
Blogger Xenia.Mora said...

Hola Eduardo:
Tu poema es imponente, grande es tu tristeza, después del amor, aunque ella también esté herida. Pero tu hombría está en juego y nos compartes sutilmente metáforas muy fuertes, con un erotismo consumado.
¡ Gran poema!
Un abrazo
Xenia

8.9.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

tu poema es una sacudida! excelente!
Un placer leerte

8.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querido Eduardo: Oceánica historia de amor.Cada verso es una ola de remembranza, en la orilla la espuma de la ausencia y el ruido perenne de esa marea, en el corazón.
Bellísimo en su gran composición!!!
Un enorme cariño, es muy grato leerte.
Mirna Celis.

9.9.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Buena pluma...
Eduardo, hay expresiones destacables en los buenos poemas, transmiten tristeza y a la vez el deseo de volver a leerlo.
Va mi abrazo
Betty

10.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Esuardo:
Es un gran poema.
El amor con su fuerza. Incide en el alma, sin descanso, para recordar su existencia. La nostalgia nos persigue siempre, y más en los avatares de la edad.
Saludos, Camilo

11.9.10  
Blogger Fabiana said...

"soy la tierra arrasada/por el pie melancólico de una mujer herida" Un poema perfecto, Eduardo, dolorosamente bello. Fabiana León

11.9.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Un poema que deja en el aire, aromas grises.
Mi cariño

12.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué poema enoorme, maestría de poeta, dolor de amante, profundísimo, gracias poeta!!!! Un abrazo, María Chapp

13.9.10  
Anonymous Anónimo said...

No te lamentes, si no hubiera sido no hubieras escrito este hermoso poema. Lo que escribimos es desahogo y en tu caso belleza. Alda

13.9.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Ea polariad en ofrecersecda uno al ser que ama hace de este poema una delicia leerlo y leerlo. Suelen dejarnos devastados ciertos amores.
¡Brillante!
MARITA RAGOZZA

14.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Tu poema, Eduardo, es una de las joyas a las que nos tenés acostumbrados. No sólo vos viajás hacia la sed: a todos los que leemos tus poemas nos acosa la sed de más poesía.

Un abrazo

Mariano Shifman

14.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Eduardo,
un poema que nos conduce sutilmente, por ese valle encantado, y al mismo tiempo tortuoso, del silencio y de las formas fugadas del amor. Muy bueno.

Elisa Dejistani

17.9.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Tierra arrasada. Me gustó eso.
!muy bueno!

Saludossssss

19.9.10  
Anonymous Anónimo said...

soy la tierra arrasada por el pie melancolico de una mujer herida, esto resume todo los sentimientos que abundan el poema, una frase impecable
felicitaciones
patricia corrales

24.9.10  
Blogger galáctica said...

Eduardo: este poema maravilla, por su fluir lírico, sus acertadas imágenes donde no sobra una palabra, su liberado son. El amor cobra toda su dimensión cósmica en tus palabras: "la cicatriz perfecta sobre un blanco país mordido por sus besos". Excelente , señor poeta. Lo disfruté muchísimo.¿Podrías enviarme este poema a irepoesia@hotmail.com?Gracias Irene Marks

30.9.10  

Publicar un comentario

<< Home