1.9.10

Poema de Francisco José Malvárez


LOBO QUE SABE

... me estoy yendo

dejo la farsa
la tragicomedia del gigoló vetusto
dejo la cama, la medicina sexual
el paréntesis, el tiempo detenido, la inexistencia de serme
dejo internet…
el agua caliente y las pantuflas
el orden, lo preestablecido
dejo el lavarme las manos ante cada cosa, ante cada comida
los rezongos del fumar
dejo lo que podría ser y nunca seré

... me estoy yendo

cuatro pilchas en el bolso
cuaderno y poncho, lapicera
la resistencia y la adaptabilidad
algunos libros, sonrisas
y una inocencia que a trasluz se ve
eso es mi casa y acuesta llevo
dejo atrás otra cueva del paria
lugar de pena y lástima
el orgullo mancillado por el tiempo y la escasez, meras circunstancias

... me estoy yendo

quiero mi silencio
mis montañas
quiero encontrarme con mi sombra, sombra soy
tomar un buen vino y llorar este cansancio antiguo que me carcome
que oxida

... me estoy yendo y los fantasmas vienen conmigo

estoy habitado por la calma sin culpas ni expectativas
la soledad me espera y la anhelo
hay en mi un mundo partido
un llanto extenso que aún no pude llorar
me siento vivo y muerto y cansado… muy cansado
¿serán los años o la toxica adrenalina?
no sé, pero siento tener la eternidad sobre la espalda
cruz sin bronce ni tronco ni ramas ni espinas
peregrino sin camino ni meca ni muro de los lamentos
ese ser sólo sustancia de paso
mísero río diluyéndose en el pantano y el olvido
con el darme cuenta , que como hormigas va destruyéndome la piel,
exacerbado

... me estoy yendo

lobo solitario de pasos cansinos
lobo que sabe
(que sabe de la vida y el alma
¡de los jirones del alma!
que sabe de distancia y silencio
de la búsqueda infinita, de sustancias
de aromas y olores
de sabores y sinsabores
del sexo salvaje, de amar
de entrega y egoísmo
de la pasión y la misericordia
que sabe del abrazo y la mirada)
lobo que no entiende la fe
lobo que se resiste a ser sólo la bestia al asecho
lobo que no pudo ser otra cosa que lobo
lobo que Es lobo

... acá

acá, en esta terminal esperando el colectivo, estoy
mientras algo del mundo duerme
mientras otras historias esperan también
y otras llegan para continuar o construirse
acá espero, te decía, rodeado por mi piel y mis circunstancias
con la noche encima
cansado
con mi luz tenue y esa certeza, ese saber profundo:
que me estoy yendo y que cuando llegue
sólo habré llegado al principio:
....................................... el volver a partir

© Francisco José Malvárez

11 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola Francisco , conozco el poema y toda esa palabra inquieta que nos sobrevoló durante la semana pero , en lo personal, es un placer leerte!!

Lily Chavez

1.9.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Bueno... ésto sí que me conmovió, hermoso poema; ese recorido por lo que fue y lo que se espera.
Francisco, me atrajo la lectura, atrapa y no permite que la dejes hasta el final. Te imagino en algún andén con la esperanza en la mochila y alguna luz a la distancia.
La imagen conmueve a la par del texto.
Autor y Editor, felicitaciones
Betty

1.9.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Ritmo vertiginoso, imágenes cambiantes, ansiedad que moviliza, necesidad de sacudirse lo artificial, un continuo andar y partir, como el camino de la verdad.
Apasionante. Felicitaciones.

1.9.10  
Blogger claudia tejeda said...

qué voracidad,Sacanueces amigo. Intenso.
Huir hacia lo profundo.
Me gusta.
Un abrazo...

1.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Me imagino ese viaje como a través de un tiempo circular donde partir es llegar y viceversa, Francisco.
Felicitaciones y un gran abrazo
María Rosa León

2.9.10  
Anonymous galáctica said...

Francisco: viajé con vos, me fui con vos, sentí la sensación, el dejar atrás una etapa, "muerte en el corazón" como decía Alejandra Pizarnik, y me fui tras tus pasos. Aunque no haya tantas esperanzas, la seducción del viaje es la seducción del viaje y en tu poema nos llevaste a todos. Nos enloqueciste con tu sueño de partir.Disfruté muchísimo este doloroso pero vertiginoso y muy vital poema. Saludos poéticos Irene Marks

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querido Francisco: sentí cada latido de este grandioso poema. Un hombre habitado de todo y que a la vez se deshabita por el cansancio. Se respira a pesar de las sombras, un anhelo enorme de renacer.
Fantástico!!!
Un enorme cariño.
Mirna Celis.

8.9.10  
Blogger Benjamin Mejias Caris said...

Un circulo embriagador que solo un poeta como tu lo rompe y genera infinitos círculos por este brumoso caminar.
Felicitaciones Francisco, un gran poema.

13.9.10  
Blogger Eduardo said...

Francisco
un poema que no queda el el olvido, que duele y nombra muchas cosas de la vida. El lobo que sabe ya ha comprendido que la sabiduría no es otra cosa que una nueva pregunta. Un abrazo. Eduardo Chaves

17.9.10  
Blogger Ana Carmona said...

Siempre partir es morir un poco (parafraseando) pero me quedo con una frase "me voy con todos mis fantasmas"...muy cierto. No hay lugar donde escapar de uno mismo...
Buen poema, triste y cierto...Te felicito...Any

18.9.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Hermoso y conmovedor , este deambular por la vida , este llevarnos con nosotros , este ser lo único que tenemos y partir ...siempre partir Un abrazo Leonor

24.9.10  

Publicar un comentario

<< Home