3.9.10

Poema de María Silvia Paschetta



El corazón chatarra
y este óxido amargo
................que me quema la boca
................que ensucia la palabra

(tal vez sólo es cansancio)

Tracatrac la ternura
........... y el paso vacilante
que articula lo roto

Atornillo los miedos
. a puras terquedades
.. que alimentan el odio

y sigo caminando
. maquinaria anticuada
.. empernada de intentos

(tal vez sólo es cansancio)
(tal vez sólo es tristeza)
(tal vez es sólo miedo)

Y sigo caminando
.....................oxidada
...................y espejo

© María Silvia Paschetta

12 Comments:

Blogger claudia tejeda said...

Silvia, qué ritmo tu poesía, tu caminar oxidado con cansancio, tristeza y miedo todojunto, hay que seguir caminando, seguir....

3.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Me encantó. Muy logrado, desde la sonoridad hasta el final. Logra un clima de desesperanza y desasosiego que conmueve.
Felicitaciones
Abrazo
Alicia Perrig

3.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Seguir caminando a pesar de todo y de todos...
Todo un camino de vida en tu bello poema, Silvia

3.9.10  
Anonymous Anónimo said...

siempre en el corazón de la realidad, Silvia, rotundo poema, gracias. maría del carmen suárez.

4.9.10  
Blogger Leo Mercado said...

A veces, es necesario abulonarlos. Pero mirarlos, fijamente, a los ojos, para no olvidar lo que nos dan, lo que nos quitan.
Me conmoví.

4.9.10  
Blogger José Manuel said...

Excelente su poema, Sylvia. Secuestró mi imaginación sin posibilidad de escapatoria.

José Manuel Solá
[Puerto Rico]

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

He necesitado sentarme para comer despacio este pan de tristeza. Ha viajado en mi sangre al lado de todas mis células muertas y los grumos del desasociego en que inevitablemente nadamos sin dejar de respirar. Espléndido poema, intenso, vertiginoso...

ALVARO BALTAZAR CHANONA YZA.

5.9.10  
Blogger Juan Carlos Rodríguez said...

Que hermosura, esa paradoja de combinar lo bello con lo doloroso, con palabras sabiamente elegidas y articuladas.... me encantó.

11.9.10  
Blogger Elvira Alejandra Quintero said...

Amiga hermana, tu voz inconfundible, tus imágenes de lo triste y siempre en ello la persistencia del amor a la vida...
Muy bello...

16.9.10  
Anonymous Anónimo said...

María Silvia:
en ese "espejo" del final, el poema dice de la sombra,
de lo más oscuro y al mismo tiempo nos recuerda la luz: el alma lo graba todo, y todo lo refleja!
Cariños, Montse Bertrán

16.9.10  
Blogger Eduardo said...

Hola María Silvia
otro poema encantador, doloroso, fuerte e inolvidable. Ese es tu estilo, tocar el corazón de los lectores con una magia que a veces duele pero de la que surge una belleza sanadora. Un abrazo. Eduardo Chaves

17.9.10  
Anonymous galáctica said...

El cansado "caminar" del "corazón oxidado" nos envuelve, acaso todos nos sintamos identificados con este poema. El ser en el mundo conlleva el sufrir, y las lágrimas de la vida nos oxidan, es verdad, pero seguimos teniendo corazón, seguimos sintiendo, y de ahí este poema, que denota al que no se rinde, al que sigue caminando.Un ritmo que nos lleva y nos refleja. Excelente Irene Marks

17.9.10  

Publicar un comentario

<< Home