3.9.10

Poema de Liliana Varela


IMPOTENCIA

Tal vez cueste el silencio de muerte

revolviéndolo todo
el hambre en las calles
habitando en púberes huesos
/que no han pedido llegar.

Tal vez cueste el torcer la vista ante la marea

aplastando las pocas miserias
/que dejó la humanidad.

Y ese querer y sentir

que no se puede hacer nada
que el grano de arena la playa no habita
/ni forma.

Manos ya muertas antes del nacer

brazos-súplicas
odio ante la indiferencia del que todo lo tiene
/y nada otorga.

Impotente mi alma retuerce su bilis

traga el veneno sin poder hablar
quiere gritar…cambiar este tiempo
pero el reloj apura
la propia supervivencia.

El mecanismo de defensa

cobarde, mezquino,
atrapa las últimas lágrimas
y desmemoria la piel.

Mañana de nuevo, volveré a llorar tu pena


hoy…el sueño puede más.


© Liliana Varela

23 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡Un bello canto de dolor de ausencia, Liliana!
Aplausos y besos
María Rosa León

3.9.10  
Anonymous galáctica said...

Un verdadero alarido-aullido ante la impotencia que vivimos al diario, frente a tantos "puberes huesos" indefensos, marginalidad, dolor que nos transpasa al salir a la calle. Una mirada lúcida que va desde lo individual a lo general, que desnuda la miseria diaria de la lucha por la subsistencia, de la alienación individual que nos hace apurar el paso. ¡Bravo! Irene Marks

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué buen poema, Lili ! Te comprendo tanto, es tanta la impotencia que se siente ! Pero no estamos solos, somos muchos los que sentimos ese dolor. No perdamos la esperanza, tal vez la humanidad recobre su cordura, tal vez un día...
Me gusta, me gusta sentir tu poesía...
Celina

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Lili, qué bien expresada la impotencia de no poder cambiar el destino. Es como sentirse atrapado.

Gracias por este hermoso texto.

Andrea

4.9.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Liliana, siempre encontrás las palabras justas para expresar lo que muchos no sabemos decir. Ojalá los sueños puedan más que esta amarga realidad.

4.9.10  
Blogger Marcelo Luna said...

Querida Lili:
Difìcil expresar tan bien, como lo hiciste, tanto dolor...
Un poema inusual en tì, de palabras e imàgenes certeras, en el que te involucras sin atajos ni metafìsica...
Besos
Marce.

4.9.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Tan rotundas y certeras tus palabras, y tan conmovedora tu expresión.Es un gran poema, Liliana, y lo digo con algo de tristeza por lo real.
Un gran abrazo
Betty

4.9.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Puro grito tu poema.
Muy bueno!

Besossssss

4.9.10  
Blogger Liliana Varela said...

Gracias María Rosa; un beso grande.
Liliana

4.9.10  
Blogger Liliana Varela said...

Irene: me hiciste ruborizar jaja.
Gracias amiga, y sí, uno a veces quisiera cambiar tantas cosas pero cuando lo vas a hacer la vida te da vuelta la cara de un cachetazo para el otro lado.
un beso muy grande
Liliana

4.9.10  
Blogger Liliana Varela said...

Gracias Andrea por tus palabras!!
besos
Lili

4.9.10  
Blogger Liliana Varela said...

Gracias Ricardo por lo dicho y por haberte tomado el tiempo de escribirlo. besos
Lili

4.9.10  
Blogger Liliana Varela said...

Celina!!! gracias por tus palabras; un besote.
Lili

4.9.10  
Blogger Liliana Varela said...

Marcelo: gracias por esas generosas apreciaciones.
Un beso gigante
lili

4.9.10  
Blogger Liliana Varela said...

Gracias Betty y como vos decís, también te agradezco con la tristeza que nos impone la realidad.
Besos grandes.
Liliana

4.9.10  
Blogger Liliana Varela said...

¡¡Gracias Mónica!!, es un grito.
besos
Lili

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Dolor y ausencia se aunan
y brillan en tu poema
desde gracielaabrazo

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Un canto de dolor. Un poema de hondas motivaciones. Te felicito Liliana. Un abrazo.

5.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Liliana: sangra la voz al decir tanta injusticia y también se ahoga frente a esa anestesiada forma de seguir, que la vorágine y la supervivencia-como bien lo expresás- hace que muchas veces, nos tapemos los ojos.
Muy logrado!!!!
Un cariño enorme.
Mirna Celis.

8.9.10  
Blogger fanny said...

Ajusto el rostro en la herida de tu poema, y no hay venda y no hay ñaña para tanto dolor...
Lili querida...

Sensiblemente, fanny

22.9.10  
Anonymous Anónimo said...

me adhiero a tu poema y a tus sentimientos, ojala alguna vez esta argentina vuelva a ser resolutiva
saludos, muy bueno tu cafe literario
patricia corrales

24.9.10  
Blogger Ana Carmona said...

Grandes verdades y mucho dolor. Muy bueno...besito...any

28.9.10  
Blogger Ana Carmona said...

Grandes verdades y mucho dolor. Muy bueno...besito...any

28.9.10  

Publicar un comentario

<< Home