2.9.10

Poema de Juan Lucas Pantaleón Andrín


Vengo.

.................A Juan José Lázzari.

Vengo de una casa
donde el beso no se apaga nunca,
donde la luna sale a cualquier hora,
donde las flores huelen a memoria.

Vengo de una casa
donde habita el abecedario de las cosas,
dónde los perros suben al tejado,
y la palabra del trabajo no es tan poca cosa.

Vengo de una casa
donde siempre espera el vino amigo,
donde la pobreza se hace tierra,
donde unen y no dividen las banderas.

Vengo de una casa
donde de los libros cae la arena,
donde los gatos corren a los perros,
donde la noche es un fósforo quemado.

Vengo de una casa,
donde no entran los fantasmas,
donde se lavan solas las heridas,
y el mar aún no se ha inventado.

Vengo y
en mi mano llevo la locura,
vengo tranquilo silbando bajo,
vengo perfumado de palabras,
vestido de una calma extraña
y de cenizas,
porque vengo,
vengo de la casa de juanjo.

© Juan Lucas Pantaleón Andrín

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

En esa "casa", coronada de la hermosa foto de Gustavo, habita el duende de la poesía, y el color lavanda le sienta muy bien!,
Cariños a los dos, Montse Bertrán

2.9.10  
Blogger Marta Raquel Zabaleta said...

Que linda casa, que linda idea, que tierna forma de decir que quieres.Me encanta.
Marta.

2.9.10  
Anonymous Emmanuel said...

Que lindo poema, que sencillo!

3.9.10  
Blogger claudia tejeda said...

qué cálida esa casa, tan cálida como tu palabra abriéndonos la puerta para que no nos quedemos afuera de semejante hospitalidad...

3.9.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Qué hermoso sentirse plenamente feliz al volver de la casa de un AMIGO!
Buenísimo tu poema, Juan.
Felicitaciones y un gran abrazo
María Rosa León

3.9.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Juan Lucas, me impresionó gratamente tu poesía... tan delicada, con dulce nostalgia, con alguna connotación del Nano Serrat en ciertas imágenes... para leer y releer...

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Juan: me gusta todo lo que escribís, y me sentí muy feliz cuando nos tocó leer juntos en el Salón Dorado.

Un abrazo,

Alicia Márquez

4.9.10  
Blogger Mónica Angelino said...

El poema es una casa grande que vos sabés habitar.

Besossssssss

4.9.10  
Anonymous Anónimo said...

J Lucas:

Es esa casa una delicia. Es bello tener esos recuerdos y saber expresarlos con dulzura.
Saludos, Camilo

6.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Querido Juan: sublime manera de valorar la belleza de las simples cosas... Hermoso leerte, tu voz es una oda a la alegría!!
Un enorme cariño.
Mirna Celis.

8.9.10  
Blogger Daniela De Angelis said...

En las imágenes, la cotidianeidad que nos sorprende. E implosiona. Por tu poesía, Gracias!

20.9.10  
Blogger Ana Carmona said...

¡Qué bella esa casa!...Musical e ingenuo...Me encantó este poema...besito...Any

28.9.10  

Publicar un comentario

<< Home