2.9.10

Poema de Olga Liliana Reinoso


VIGILIA

Hueles a desazón
a perro torturado
a fauces que iluminan
la demencial figura de una noche.
Entras a estocadas
a magullones lentos
a fuego visceral que se apretuja;
vidrio molido que en catarata urgente
muele la escasa voz.
Mitológicos monstruos
epopeyas
minotauro voraz del sacrificio.
No hay piedad en el silencio
ni un faro de papel
ni una coartada.
No hay atajos
ni secretos pasadizos.
La ley marcial cae
implacable
sobre la mortecina espalda.
En el altar del yunque
duerme el agonizante corazón
violado por el frío de las horas.
La femenina indefensión del sueño
no puede dar a luz a este bastardo.


© Olga Liliana Reinoso

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Efectivamente, Olga, muchas veces "no hay atajos ni secretos pasadizos". Afortunadamente nos queda la poesía.
Aplausos y besos
María Rosa León

3.9.10  
Anonymous galáctica said...

Un poema con varias lecturas, muy interesante. El dolor puede tomarse como una violación, como un abuso concreto. También está la otra connotación, la de l torrente de poesía y los monstruos que invaden la noche con la fuerza de quien sueña despierto, del que vive en la zona de lo onírico y de ella extrae sus mensajes. Hay otras interpretaciones seguramente porque este poema tiene una gran riqueza en sugerencias y es realmente un grandísimo poema. Felicitaciones Irene Marks

4.9.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Olga Liliana, tu poética es fuerte y valiente. Me encantó.

4.9.10  
Blogger Jose said...

Me ha encantado, es tremendamente fuerte, con imágenes poderosas y directas. Un sentimiento descarnado gritado desde lo más profundo del alma y de la mente.

5.9.10  
Anonymous Pauli said...

Como lo sugiere la ilustración de Gustavo, un corazón al desnudo. Muy bueno,Liliana.

6.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Olga,
un poema intenso y desgarrador que me sugiere una gran decepción.
Es un gusto leerte.
Cariños, desde Chile
Juany Rojas

7.9.10  
Blogger Eduardo said...

Olga Liliana
otro poema que me encanta por su energía y su sinceridad. Eres de aquellos poetas que no dejan lugar a la distracción, tus palabras golpean de frente, hablan con una voz inevitable. Un abrazo.
Eduardo Chaves

17.9.10  
Blogger Jeniffer Moore said...

Maravilloso texto. Un placer leerte.
Abrazos.

17.9.10  
Blogger Ana Carmona said...

De gran fuerza y osadía...Me encantó...Besos...Any

28.9.10  

Publicar un comentario

<< Home