22.10.10

Prosa de Fernando Trejo



Íbamos de paseo a levantar los mangos del terreno. Entre las guayas encontrábamos un rinconcito para anidarnos de la lluvia. Ahí soltaba su más recia tormenta la nostalgia. No paraba la noche de gemir y sordas nuestras manos se apretaban a nosotros y decidíamos entonces pelar guaya por guaya para perder el tiempo, para que se nos quitara la gana esa de acariciar los mangos a mordidas.

© Fernando Trejo

5 Comments:

Blogger ©Claudia Isabel said...

sutil erotismo! me encanta!

22.10.10  
Blogger Songo said...

Nos llenas de sensaciones con tus versos, apelas a cada sentido. Muy bueno.

Saludos,

23.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Un excelente poema erótico,con un alto contenido poético y sin caer en mal gusto Te felicito
María Amelia

25.10.10  
Blogger fanny said...

Fernando Trejo y su seducción de los sabores, olores, colores, allá donde nos explota el amor.


Sensiblemente, fanny

25.10.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Felicitaciones!!
Un placer leerte.
Un abrazo

31.10.10  

Publicar un comentario

<< Home