24.11.10

Poema de Carlos Carbone


MARINERO ENTRE HUMO

Un barco de humo habita mi pecho
soy marinero de la oscuridad
recorro con ojos cerrados
la vacía casa
que dejamos abandonada
............. una tarde de primavera
y ahora naufraga entre fantasmas.

Yo me fui
o huí
-es lo mismo-
porque la casa
...... nuestro barco de ilusiones
se hundió para siempre.

El marinero entre humo
.................... desafía tormentas.

Ahora
no hay barco
ni casa
ni mar.

© Carlos Carbone

15 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡Bravo, Carlos!
Aunque no haya ni barco no casa ni mar, queda tu voz poética y ya no hace falta más.
Felicitaciones y un gran abrazo
María Rosa León

24.11.10  
Anonymous Milagros Rodríguez said...

Solo quedan las tormentas Carlos o no? Muy bueno!

25.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Cuánta desolación.
Abrazo
Alicia Perrig

25.11.10  
Blogger Ricardo Juan Benítez said...

Carlos, amigo, cuando comienzo a leer tus poesías, siento cierto regocijo prosaico (recuerda, soy más prosista que poeta), se que me vas a contar una historia ¡Nunca salgo defraudado!
¡Ah! por cierto, bella poesía, gran tema. Abrazote.

26.11.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Una parábola de la vida. Un gran poema, Carlos. Un abrazo.

28.11.10  
Blogger Mariasilvia said...

Ls casas se contruyen. Los barcos se reinventan. Sólo es necesario encontrar el mar detrás de la tristeza.

28.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Cuánta potencia emocional y qué manera bella de decir...sos un poeta enoorme!!! Un beso, María Chapp

28.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Aunque no haya, el poema es extraordinariamente bello.No habrá casa o barco o mar pero hay mucha belleza en estos versos. Y es ésa la segura promesa de una reconstrucción.

Buenos Vientos!

Graciela Caprarulo

28.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Nunca es una nada desnuda, alguna semilla queda para prender y empezar de nuevo. Lo demás, tormentas, inundaciones, pérdidas.

Lily Chavez

29.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Te parece que no queda nada Carlos?
Queda este bonito poema...
Te felicito
Alicia Borgogno

30.11.10  
Blogger Xenia.Mora said...

Hola Carlos.
¡ Muy buen poema!
Directo,desnudas un sentimiento entre tus versos, en una forma sensiblemente poética.
Un grato saludo
Xenia

30.11.10  
Blogger Xenia.Mora said...

Hola Carlos.
¡Gran poema!
Desnudas tu sentimiento en una forma bellamente poética.
Un grato saludo
Xenia

30.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Carlos me llega hondo este poema. Y en realidad tiene su magia, de inmediato te convertís en marinero de la luz de la emoción para quienes te lean. La emoción es luz, la luz energía.Va mi abrazo poeta querido y admirado que una vez escribiste "que la poesía te toque" y eso logra este poema. Maria Paula Mones Ruiz

30.11.10  
Anonymous Anónimo said...

HOY, JUSTAMENTE HOY NECESITABA SABER A CADA UNO DE USTEDES CERCA, GRACIAS QUERIDOS POETAS. ABRAZO GRANDE. C. Carbone

1.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Experimentar este profundo vacío y luego escribirlo es iluminarlo.
Qué gran Maestro el desapego, Carlos!
Tu Marinero lleva la brújula de la poesía en el barco del corazón, un beso especial para él, Montse Bertrán

P.D. Te recomiendo veas SAMSARA, una pelicula maravillosa, ahora en DVD

1.12.10  

Publicar un comentario

<< Home