8.11.10

Poema de Cristina Ramb


DESIGNIO DE LO CIERTO

La única certeza que me habita
en el paso de las horas
es el pulso en mi muñeca.
El curso de la sangre que se escapa
por la piel de las heridas
el líquido salobre que cae de mis ojos
en la emoción de un vuelo emotivo y remoto.
Saberme entre los vivos
es un dolor añejo a la altura del pecho
un tendón que sostiene el peso de la noche
el sudor de una mano que acaricia la mía.
Sé tan poco de mí
que me rastreo
en la mirada amada
en la voz que me nombra desde el tiempo
o el silencio que baña las nostalgias.
Me habitan los temblores
súbitos o tenues de los besos
lunas llenas de sombras o dulzuras.
La única certeza de mis pasos
es la arena en mis pies
un puñado de letras que reordeno
para decir de mí lo que se agita.
Sólo sé de la muerte
la ausencia de los otros
los amados, los nuestros
cuya voz ya no escucho.
Sólo sé de la vida
el vientre que estalló en cada hijo
volviéndome milagro las entrañas.
La única certeza que me habita
es el nombre que digo cuando amo
entonces, sobre el miedo
el amor
se me vuelve designio de lo cierto.


© Cristina Ramb

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

"...el amor se me vuelve designio de lo cierto."
¡Hermoso cierre para tu bello poema, Cristina!
Aplausos y besos
María Rosa León

9.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué decir de esta pájara que cada miercoles en Noche de Bandada nos endulza el corazón con sus palabras, nos hace reflexionar, pensar, quedarnos extasiados ante el rumor de su voz. Cris es una poeta con mucho por decir, esos tres versos iniciales son toda una certeza. Bravo Cris y gracias por la palabra.

Lily Chavez

10.11.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Qué lujo leerte!!
Y claro.está siempre entre vuelos!!
Felicitaciones!!
Me pongo de pie ante tus versos!!
un cariño

12.11.10  
Blogger claudia tejeda said...

Cristina...
No sé si es un poema o es un espejo o un diamante con muchos ángulos....
Bello.
Un abrazo....

12.11.10  
Anonymous Anónimo said...

demoledora tu poesía a pesar de su final de símil agurio
llena de bellesa, enorme poeta!!!!
gracias
un beso enorme, francisco

12.11.10  
Blogger Mariasilvia said...

Desde la primera vez que te escuché me gustó tu palabra!
"Sólo sé de la vida/ el vientre que estalló en cada hijo/ volviéndome milagro las entrañas"
Y, sí... somos hermanas de mirada.

13.11.10  
Blogger Eduardo said...

Cristina
cada imagen es una parte contundente de un corazón que habla desde todos sus costados. Bello poema, doloroso y sincero, impresionante en su estructura y finalmente, concreto y profundo. Felicitaciones poeta.
Eduardo Chaves

14.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Impactante desde el inicio.No digamos el final.Excelso poema, Cristina.Felicitaciones.
Tu palabra es contundente, y bella.La Fortuna me ha permitido poder escucharte todos los miercoles. Celebro y bendigo.
Saludos
Eduardo Planas

19.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Un poema intenso de lo poco pero imprescindible que sabemos de nosotros mismos.
Te felicito. Liliana Lapadula

23.11.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Excelente poema , y leo el comentario de Silvia y si...son hermanas en esa mirada que sonríe entre lágrimas. Un abrazo
Leonor

26.11.10  

Publicar un comentario

<< Home