5.11.10

Poema de Diana Poblet


LA BALSA

“Porque fuimos más claros pero a su vez más crueles,
más enteros pero a su vez más frágiles,
más habitados pero a su vez más desesperadamente solos.”
................Edna Pozzi



El madero aquel , el olvidado,
huérfano entre el horizonte de la orilla
único sobreviviente inadvertido
despojado en su espera mansa
preserva oleaje y tempestad
la música lejana hirió sus resquicios
hendiduras que aún bracean hacia mí.

Sin detenerse ante tormentas
sin inquietarse en marejadas.

Madero de carne y hueso
Semidios,
hechicero que alumbró
impidiendo mis naufragios.

© Diana Poblet

42 Comments:

Blogger Mónica Angelino said...

El madero aquel....
!!Qué excelente poema, diana!!

Besosssssssss

5.11.10  
Blogger LIDIA CARRIZO said...

Bravo!
me quedo "madero de carne y hueso"
que puedo decir de todo lo vivo que entre la tempestad, el hambre, el dolor, aún sigue inerme?
viva todo lo vivo!
que aguanta y delega siempre a brazos y pies y así sostienen la vida al infinito con su llama!
bello poema diana la llama encendida es esperanza
abrazos / Lidia CC.

5.11.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Estupendo poema, Diana. Un abrazo.

5.11.10  
Blogger Tony said...

Un salvador atento que te mantuvo a flote para seguir bogando. Hermoso poema. Un abrazo. Antonio.

5.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Que hermoso y cruel ese madero..
Felicitaciones.
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

5.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Gran dominio poético, Diana, que trabaja con la imágen del naufragio y el madero salvador que termina humanizado. Las metáforas que se refieren al madero son de una gran belleza. Gracias.

Jorge Luis Estrella

5.11.10  
Blogger Xenia.Mora said...

Hola poeta Diana:
En tu poema " LA BALSA"
Das vida a esa balsa que nos acompaña silente, herida por las tempestades pero de pie, nuestros tantos naufragios.
Un abrazo y mis felicitaciones Diana!!
Xenia

6.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Diana: Elevada forma de decir las veces que nos rescatamos de los naufragios para seguir en pie.
Me encantó!
Un beso enorme.
Mirna Celis.

6.11.10  
Anonymous Roxana Palacios said...

vital, la madera nos envuelve; me encanta este poema, gracias, Poblet!

6.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Mónica por tu lectura.
Con mi abrazo.
d.

6.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Lidia por tu tiempo de lectura y comentario.
Te dejo un abrazo grande,
d.

6.11.10  
Blogger diana poblet said...

Muchas gracias David, Toni y Dragontesa por pasar por mi poema y detenerse a comentar.
Los abrazo.
d.

6.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Jorge por detenerte a comentar a pesar del frío (juá), imagino que ya habrás retirado al menos 3 pulóveres.
Con mi abrazo,
d.

6.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Xenia , Mirna y Ro, les agradezco el tiempo que me han dedicado en sus comentarios.
Con mi abrazo y cariño,
d.

6.11.10  
Blogger Eduardo said...

Diana
un poema bellísmo con la fuerza de una tempestad que se agita en varias direcciones, el exterior y el interior. Sacude por sus imágenes y seduce por esa humanización que se respira en todo su transcurso. Me encantó. Eduardo Chaves

7.11.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Un madero-balsa-él donde depositar toda la confianza y la esperanza de vida. Muy bueno, Diana. Un abrazo.

7.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Eduardo, un placer leer tu análisis sobre mis palabras. Por sobre todo gradezco tu tiempo.
Con mi abrazo.
d.

7.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Máximo, imaginate, una balsa, ¡hoy!,ante tantos naufragios.
Con mi abrazo,
d.

7.11.10  
Blogger Songo said...

Queda poco que decir, querida Diana, sólo un abrazo y la luz de tus versos.

7.11.10  
Anonymous silvia loustau said...

Querida Diana
no se por que este madeero yu este naufraguio me hizo recordar al Efarian, el único sobreviente de Moby Dick.

Silvia Loustau

7.11.10  
Anonymous Milagros Rodríguez said...

¡ Cuantas veces necesitamos de ese madero para no sucumbir! hermoso poema

8.11.10  
Blogger diana poblet said...

No Silvia, Efraín estaría preguntándose ¿por qué?, y yo siempre me respondo ¿por qué no?.
Uno siempre en algún momento de la vida o durante toda la vida necesita una balsa, un amarre, un madero, algo / alguien a quien asirse.
Cuando ocurre, la pregunta mía sería siempre contraria la de Efraín.
¿Por que no?
d.

8.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Milagros, bello tu nombre.
Ilumina de entrada nomás.
Con mi abrazo.
d.

8.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Songo por tu tiempo y pasada.
Con mi cariño,
d.

8.11.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Qué privilegio de poeta, poder asirse a ese madero de carne y hueso!
Muy bello poema.
Felicitaciones.
Maria

9.11.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Un homenaje merecido a tu madero que es además inigualable.

abrazos
Elisabet

9.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Maria por tu lectura.
d.

10.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Eli querida, así es mi madero, una balsa todo terreno y a contraviento. Se banca el temporal que sea. Semidios.
Un abrazo grandote para vos, se te extraña, ojalá tu vida fluya en universos.
Cariños.
d.

10.11.10  
Blogger Daniela De Angelis said...

En el madero, la persistencia de la carne en espiritualidad. Un poema que Es en la Singularidad del Amor: aquel que nos EnVida... Por tu poesía de aromos, Gracias, Siempre, Dianadelosabedules! Te Quiero y Admiro Muchísimo! Mi Abrazo para Vos y Tus Soles

10.11.10  
Blogger diana poblet said...

Daniela soleada, encontrarte aquí es como recuperar la tibieza de esta primavera emocionalmente esquiva.
Que tu vida fluya espléndida y posea siempre ese carisma frutado.
Es bueno saber que estás ahí y a contra tormentas tu palabra insiste y
y llega cualquier martes de mierda a iluminarme los ojos.
Se te quiere.
Abrazo a tu SOL.
d.

10.11.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Un canto tu poema. Contagia. Invita, Llega al alma y bailan tus letras en este espacio de belleza!!
un placer leerte.
un cariño

10.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Di:

Adhiero a tu porque no en este
poema que me llega al alma
Quiero un madero!!!
y te quiero
Bello Bello poema

desde graciela abrazo

11.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué bueno sentirse hombre capaz de contener a una mujer en su tempestad o en su aparente naufragar, salvándola, acurrucándola, sosteniéndola con un cuerpo, abrazo, hecho madera, rincón, contensión... Buenísimo y muy bellas tus imágenes.. Alfredo Lemon

12.11.10  
Blogger diana poblet said...

Nerina querida, un abrazo grande a tu palabra y otro para vos, dama.
Cariños,
d.

14.11.10  
Blogger diana poblet said...

Miss Grace, mi madero merecía ese poema y vos te merecés un madero de soles. Te acerca mi abrazo y mi cariño,
d.

14.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Alfredo por tus palabras, particularmente creo que todas las mujeres tenemos un hombre para tempestades, ocurre que a veces lo perdemos y comienzan los naufragios.
Ustedes, todos, son el madero que salva pero sólo a una mujer.
Con mi abrazo y gracias por tu tiempo,
d.

14.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo poema Diana. Sus versos muestran una fina sensibilidad. Me transportaron. Estuve ahí. Un beso. Miguel Madrid.

15.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias Miguel, esa sería la idea de la palabra, entrar desde los ojos y llevarte a otros espacios en el instante.
Con mi abrazo.

15.11.10  
Blogger Marcela said...

Esa música...esas imágenes...
Precioso poema Diana,
Un abrazo,
Marcela

19.11.10  
Blogger diana poblet said...

Gracias por tu tiempo Marcela, por acercarme tus palabras también musicales y cercanas.
Con mi abrazo,
d.

21.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Bello poema Diana, con ese madero personificado, q de una u otra manera permite la salvación...
Muy buenas imágenes
Rosa Lía

23.11.10  
Blogger Diana Poblet said...

Gracias Rosa Lía por tu lectura y tu tiempo.
d.

24.11.10  

Publicar un comentario

<< Home