19.11.10

Poema de María Laura Coppié


La noche estrellada

Sopla,
fuerte,
y rasga el cielo seda
que nos cubre.
El viento canta,
zozobra la luz,
pero ya no hay miedo.
Las manos se enlazan,
son red donde caer serenos,
donde confiar,
donde ceder.

Sabemos bien
cuánto tardan los septiembres
en nacer.
Lentos, certeros.
La espera
se paga con creces.

© María Laura Coppié

11 Comments:

Blogger LIDIA CARRIZO said...

CUANDO LA VIDA VA MARCHANDO...
CRECE LA ESPERANZA Y LA FELICIDAD VA PERFILANDO COMO UN MANTO SAGRADO DE AMOR!... Y LA PAZ EN EL ALMA DONDE LA CREATIVIDAD DEL POETA TODO LO PUEDE.
HERMOSO POEMA ...
LIDIACC.

19.11.10  
Blogger Ana Carmona said...

Esas manos entrelazadas son todo y creo que hoy están más unidas que nunca...Bello poema...Besos...Any

19.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Así como Vincent V. Gogh, se inspiró para pintarla, la noche estrella dío lugar a este maravilloso poema
saludos
anahí Duzevich Bezoz

19.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Maria Laura, yo soy una de esas que saben como tardan los septiembres en crecer, lentos y certeros
y tu poema le habla a mis ciclos y siglos de espera.
Me gusta mucho tu poema. Un abrazo

20.11.10  
Anonymous Anónimo said...

María Laura: Me gusta mucho tu poema porque acaricia a quien lo lee. Lo disfruto. Gracias por tus letras. Felicidades!

Magdalena

20.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Ma. Laura:
"las manos se enlazan" para caer serenos y confiar...en la poesía como en el amor. Ambos son al unísono un estado del alma!
Besos, y gracias , Montse Bertrán

20.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo poema en el que cada palabra acaricia pero no oculta el enorme peso de la cruda realidad.
Gracias por esta hermosura.

Jorge Luis Estrella

22.11.10  
Blogger Songo said...

Sí, la espera se paga con creces, qué buen cierre, María Laura!

22.11.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Uy... sopla y fuerte. Muy bueno, Malala. Tiene tu voz (y tu vos) en cada verso. Besos.

22.11.10  
Anonymous Anónimo said...

La espera se paga con creces y la esperanza también, María Laura.
¡Hermoso tu poema!
Felicitaciones y un beso grande
María Rosa León

23.11.10  
Blogger Maju said...

Sin el otro caemos en el vacío y no hay red que aliviane la caída. Muy bueno tu poema! María julia Druille

30.11.10  

Publicar un comentario

<< Home