18.11.10

Poema de Paulina Juszko



Lo quiero igual que usted me quiso a mí, de a trozos.
Dante Bertini, Salvajes mimosas.

Frase que define el amor humano.
Y yo aquí,
una mañana en que tantas cosas se despiden
discretamente,
sin alharacas,
en un rincón que destila
la mansedumbre del otoño incipiente.

Olas de amor fragmentado me depositaron aquí.
Último puerto.
Finis orbis.
Contemplo.
Recojo migajas de violentos festines.
¿Es poco?
¿Es mucho?
No lo sé.
Pero intenso, luminoso y cálido.
Intensidad que no desequilibra.
Luz que no enceguece.
Calor que no consume.

© Paulina Juszko

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

"...Luz que no enceguece. / Calor que no consume."
¡Que estupendo cierre para tu bello poema, Paulina!
Aplausos y besos
María Rosa León

18.11.10  
Blogger Liliana said...

Qué bueno releerte, verificar la profundidad de tus poemas. Un abrazo. Liliana Reinoso

19.11.10  
Blogger Ana Carmona said...

Es un plaer leer tus letras...Te felicito...besos...Any

19.11.10  

Publicar un comentario

<< Home