7.1.11

Prosa de Sebastián Barrasa


DESCONTRACTURADO

...Cuando se me traba el cuello, puedo hacer un movimiento leve de presión con el brazo opuesto hasta que hace crack y deja de doler.
...Cuando se me traba la lengua, puedo practicar ventriloquia, murmurar o improvisar ademanes y vocalizaciones.
...Cuando se me traba el corazón, no hay desfibrilador que funcione mejor que una sonrisa o un abrazo o un recuerdo.


© Sebastián Barrasa

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Y sí, Sebastián. Cuando se traba el corazón, hay que moverse despacito para volver a empezar.

Un abrazo,

Alicia Márquez

7.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Y qué difícil, y cuánto tiempo lleva, destrabarlo...! Y muy poquito a poco, va dejando de doler. Pero nunca del todo...
Muy tuyo ese poema, y muy certero.
Celina

7.1.11  
Blogger Mariasilvia said...

Dulce, Sebastián, muy dulce! Y muy cierto!

7.1.11  
Blogger ALICIA CORA said...

Una belleza total, un poema de aquellos y uno de esos que es dificil de olvidar. Beso de Alicia Cora.

8.1.11  
Blogger claudia tejeda said...

acabás de dejar a varios cardiólogos sin trabajo...muy tierno lo tuyo, Sebastián, me encanta.

8.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Que verdad Sebastián y que preciosa verdad!!
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

8.1.11  
Blogger Sebastian Barrasa (El Zaiper) said...

Gracias hermosassssss

19.1.11  

Publicar un comentario

<< Home