4.3.11

Poema de Emmanuel Cassanese


FUE ENTONCES CUANDO VIMOS

Fue entonces cuando vimos

a los ángeles caminar sobre los girasoles

con sus alas recortadas de cuentos del Japón antiguo
a los pájaros retornar al canto del ruiseñor
con sus plumas cargadas de arsénico
a las flautistas vestidas con kimonos
con sus dedos de Hiroshima.

Fue entonces cuando vimos


al adolescente amar su primera lágrima

y perder su última mirada de lirio
al viejo perder su último crepitar
y amar su primera tempestad
a los sombreros llenarse de ovillos rojos
con sus copas descarnavaleadas.

Fue entonces cuando vimos


a los caballos nadar en las montañas

con sus cascos mancillados de alquitrán
a las semillas germinar sobre los lienzos
con sus sésamos desmayados
a las cartas llegar al destino de cántaros
con su tinta herida de palabras.

Fue entonces cuando vimos


a los pescadores atrapar estrellas

con sus redes deshechas de nudos de alquimia
a las bicicletas transportar colibríes
con sus pedales arraigados al lodazal
a los balcones arrojar sus peces
con su balaustrada como escollera.

Fue entonces cuando vimos.

Fue entonces cuando escribimos.

Que el poeta descansó en el poema.


© Emmanuel Cassanese

16 Comments:

Anonymous Anónimo said...

un poema diferente que nos hace pensar , un dejo de protesta por algo que se pudo evitar

maria elena tolosa

4.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Me gustó mucho, mucho el poema, una recomposición de ciertos hechos que a través de la poesía fue tramando el dibujo de la reflexión. Muy bueno Ema

Lily Chavez

4.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Hermoso Emmanuel!
El ritmo del poema se sostiene hasta el final, y tiene lindísimas imagenes,
Un abrazo grande, Montse Bertrán

5.3.11  
Anonymous Anónimo said...

"...el poeta descansó en el poema"
Bellísimo cierre para tan bello poema, Emmanuel.
Aplausos, bises y un gran abrazo
María Rosa León

5.3.11  
Blogger Nerina Thomas said...

Un gusto Emmanuel!!
Guardo tu sonrisa en mi haber, desde que nos conocimos.
Un placer leerte.
Mi cariño

7.3.11  
Blogger José Manuel said...

Aquí el poeta transfigurado ve las cosas, el mundo -nuestro mundo- la historia, con ojos diferentes, desde otra dimensión en el tiempo y el espacio, tal vez desde un mundo paralelo... y nos deja asombrados...

José Manuel Solá
[Puerto Rico]

7.3.11  
Blogger Mónica Angelino said...

Es bueno descansar en el poema, muy bueno.

Besossssss

7.3.11  
Blogger Marcela said...

Sensaciones e imágenes... tan fuertes, tan llenas de dolor y de colores particulares pintados por tus versos...

7.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Absolutamente conmovedor.
Buenísimo.

Un abrazo,

Alicia Márquez

9.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Un poema de intensas imágenes.
Transmutación del mundo en los renovados ojos del Poeta.
Un abrazo. Liliana Lapadula

14.3.11  
Anonymous eduardo.s.chaves@gmail.com said...

Emmanuel
en tu poema permanece esa mirada intensa que siempre nos hace ver algo más que la historia, otra cosa que está latente en cada retazo de la memoria del mundo. Eres un gran poeta, profundo y reflexivo. Eduardo Chaves

14.3.11  
Blogger Elvira Alejandra Quintero said...

Qué bueno!! Es como un Arte poética. La vida, la muerte, el poeta y la poesía que lo reúne todo como catarsis. Qué hermoso.

17.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Lo que fué una cultura ansestral y lo que ya no es...Fue entonces cuando vimos.

Mas claro no podías hablerlo dicho. Hijo mio.

Gracias.

Andrea

18.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola Emanuel. Un poema que mantiene encendida la intensa mirada del poeta recorriendo los hechos, los dolores que conmueven al mundo, la historia colectiva, con ritmo sostenido. Esto solo se logra al alcanzar niveles de excelencia. Mis felicitaciones y este abrazo, Norma Segades

18.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Muy bueno, Emanuel!! leerlo después de lo de Japón fue muy fuerte, descansa en tu poema,querido poeta, María Chapp

21.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Amigo:
"Fue entonces cuando vimos caminar los ángeles incinerados por las calles de cenizas ,cuando las bandadas de pájaros se disolvieron en las llamas expandiendo la peste.Cuando los racimos de muerte cercaron la ciudad y los ojos se convirtieron en rocas de sangre llamándonos."
Gracias por tus desgarradoras letras que motivaron esta version que ahora es tuya.
Leonardo Herrmann

27.3.11  

Publicar un comentario

<< Home