4.3.11

Poema de María Elena Tolosa



Hay soles vagabundos
harapos en su cuerpo,
el dolor insoportable de los huesos,
la incógnita espera
detrás del asombro, de la angustia,
y esa indiferencia que lastima
cuando callan al verla.

© María Elena Tolosa

16 Comments:

Anonymous Anónimo said...

gracias gus querido por publicarme, un abrazo enorme y mil besos

maria elena tolosa

4.3.11  
Anonymous betty badaui said...

Qué hermosa descripción en un breve poema, va un abrazo
Betty

4.3.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Breve y muy singular poema. Te felicito.

4.3.11  
Anonymous Anónimo said...

María Elena, este poema me sugiere indigencia o máximo desamparo, abandono. Hay un dolor, una incertidumbre y una indolencia externa ante la realidad del sujeto, que es un "ella".
Cariños,
Juany Rojas

5.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Es doloroso este poema, casi lastima cuando se lee el último verso.
Cariños M.Elena
Alicia Borgogno

5.3.11  
Blogger Liliana said...

Cuando callan al verte hiere como un puñal. ¿O será que la admiración los enmudece?

6.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Muy hermoso tu poema, María Elena!
Una perfecta síntesis de sobriedad, brevedad y profundidad.
Aplausos y besos
María Rosa León

6.3.11  
Blogger Marta Raquel Zabaleta said...

Muy sugerente en su tristeza, y muy logrado estéticamente.
Te saluda

Marta Zabaleta

7.3.11  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Y así pasa , esto sucede y lo hemos visto. Muy buen poema

abrazos
Elisabet

9.3.11  
Anonymous Anónimo said...

breve y tremendo, la indiferencia, la exclusión, no hay puente, mano, mirada, gesto humano ante el dolor del prójimo...un beso, María Chapp

9.3.11  
Anonymous Anónimo said...

La indiferencia y el consecuente silencio: un puñal de doble filo.
Muy bueno tu poema, gracias por compartirlo. Liliana Lapadula

14.3.11  
Anonymous eduardo.s.chaves@gmail.com said...

María Elena
un poema que golpea con la breve expresión de sus palabras, pero no hacen falta más, todo está dicho. La imagen que lo acompaña está perfecta, de modo que su lectura es una experiencia. Eduardo Chaves

14.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Un poema sugerente y pleno. Que emociona, que hiere y que palpita al unísono con el alma lectora. Muchas gracias, Norma Segades

18.3.11  
Blogger ana said...

Un breve poema que golpea con la fuerza del dolor.
Un abrazo Ana Romano.

20.3.11  
Blogger Rosa Lía said...

Dolor e indiferencia, silencio en este breve poema.Bello!!!!
Abrazos Rosa Lía

21.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Emocionante descripción de la indiferencia, muy acertada la imágen de Gus que acompaña el poema.
Felicitaciones!!!

Elisa Dejistani

30.3.11  

Publicar un comentario

<< Home