27.3.11

Poema de María Paula Mones Ruiz


UN COMENSAL LLAMADO SILENCIO

Un comensal llamado silencio hace ya tiempo
se sienta a la mesa. Tímidamente toma los cubiertos
y se lleva nuestras miradas a la boca.
El agua se agita cuando Silencio la bebe.
Tiemblan en su copa ayeres de cristal.
Los platos lamen bocados de palabras y soportan el corte.
La mesa se retira. El comensal lavará sus restos
hasta mañana, cuando vuelva a sentarse
en el ángulo que duele.

© María Paula Mones Ruiz

8 Comments:

Blogger galáctica said...

María Paula: esta personificación del silencio que todo lo penetra, horadando tiempos como "ayeres de cristal" en las copas, es de gran fuerza y hondura, para releerlo varias veces y hallar cada vez más significados en las diversas lecturas. Ese "comensal" fantasmagórico pasa a través de las vidas y es un visitante periódico que habla desde tu poema.Excelente Irene Marks

27.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Pauli; sabés cuánto me llega este poema tan comleto de significado y tan lírico en su forma. Ese comensal "amado, único", estará siempre en tu mesa; el silencio se hace palabra en el amor.
TKM
Gra Bucci

28.3.11  
Blogger Kai2200 said...

Muy buena esta versión dolorosa del silencio, de la compañía que no acompaña. Y sobre todo, en ese todo armónico en la utilización de las palabras, ese final en el "ángulo que duele". Felicitaciones, María Paula.
Isabel Llorca Bosco

28.3.11  
Anonymous Anónimo said...

ese triangulo amoroso y silencioso
que nos acompaña en el dolor diario
muy pero muy bueno
saludos
anahí duzevich bezoz

29.3.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Mi querida y admirada Paula. Un poema genial. Te felicito.

30.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Cuántas imagenes para el silencio, Ma. Paula!
...el de la soledad y el del amor, pintados suavemente en una escena poética y muy bella,
Un abrazo grande, Montse Bertrán

31.3.11  
Anonymous Anónimo said...

El silencio que es el lenguaje de la soledad y que nos visita y come en nuestra mesa.
¡Qué bello poema de dolor de ausencia, María Paula!
Aplausos, bises y besos
María Rosa León

2.4.11  
Blogger lauravazquez said...

Bello poema. Un lujo.
Felicitaciones.
Un abrazo

3.4.11  

Publicar un comentario

<< Home