16.3.11

Poema de Yolí Fidanza



Qué triste es ser pobre y mujer, qué triste, triste…
Poema chino (¿-1069)


En una aldea de cuyo nombre prefiero no acordarme
Nusch, pastora de rebaños, pare sobre la paja
Sola, al calor de un aliento animal.
El padre de su fruto es la violencia.

Nusch grita su desgarro con primitiva emoción
con miedo corta el cordón umbilical
y usa para la sangre un trapo lavado en el fango del río.

Nusch es hija de padres desconocidos
Nunca supo de amor, de choza ni de letra
siempre ha comido el pan de la miseria
y sufrido afrentas del servicio.
Ahora ha dado a luz a otra hembra para el dolor
Padece extremos en el mismo siglo en que
una mujer ha descubierto el radium, otra ha muerto
en un trasbordador rumbo al espacio
Unas se embarazan con esperma de varón cadáver
muchas hacen de su cuerpo mercancía,
defienden privilegios y por sus derechos luchan.

Nusch no es símbolo, ni anécdota, ni cuento
Nusch es una mujer de hoy.
Su nombre leo y lloro en corta nota,
al pie una fecha , un año de fin de siglo
Y un título patético:
Nusch, una mujer sin sueños.*


* Título de Nota periodística, La Nación 1998


© Yolí Fidanza

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡Muy conmovedora tu versión de esa historia que conmueve y avergüenza, Yolí!
Un gran homenaje a todas las mujeres nacidas en el sufrimiento y un gran grito de clamor por justicia.
Felicitaciones y un beso grande
María Rosa León

17.3.11  
Blogger Rubén Gómez said...

¡Qué raro el título de La Nación!
Siempre con esos titulares lamentables.
Nusch es un poema desgarrador y un grito en la estepa. Gracias, querida Yolí.

18.3.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema enorme y conmovedor. Te felicito, Yoli.

18.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Ay Yolita, qué tremendo poema, palabras que llegan hasta el fondo, un abrazote, María Chapp

21.3.11  
Blogger Máximo Ballester said...

Excelente poema, Yoli. Tremendo, conmovedor y muy bien escrito. Saludos.

23.3.11  
Blogger galáctica said...

Yoli: Una denuncia de la situación que sufren numerosas mujeres desprotegidas en el mundo de hoy, una palabra fuerte que nos sacude, porque es la realidad, no sólo en la China, también en la Argentina hay mujeres-niñas que paren en la desprotección y la soledad, violadas. Tu poema refleja un gran dolor con palabras desgarradoras. Un poema imprescindible Irene Marks

27.3.11  

Publicar un comentario

<< Home