12.4.11

Poema de Alfredo Lemon


50 años

De mi vida errante, tú llevas la cuenta,
corazón cansado, solitario.

¿Cuál ha sido el argumento de tus días ?
¿Dónde quedó lo que fuiste, lo que quisiste ?

Que ese juez que hay en ti, la conciencia,
te absuelva o condene en el último latido.

Toda verdad fue engañosa,
toda respuesta, una duda.

Mi espíritu se agita sin saber quién soy.

Cómo barajar y dar de nuevo
cuando quedan pocos naipes ?

Mi espíritu se agita sin saber quién soy.

He borroneado intentos, domingos, indecencias.

Cómo dar por perdido lo que jamás sucedió ?

Sombras, calumnias, pliegues, travesías.

Demasiadas brújulas me confundieron.

Cuántos esfuerzos perdí buscando
lo que no alcanzaría.

Logros, promesas, engaños.

Las grandezas son ilusorias y hacen sufrir.

Mis ojos envejecieron con lecturas
y sólo quedaron lápices rotos,
párrafos perdidos, papel amarillo.

Mi espíritu sigue inquietándose al saber quién soy.

Entreabro la página con firmeza:
el poema me conoce desde antes.


© Alfredo Lemon

13 Comments:

Blogger La Flor Silvestre said...

realmente existen genios que deambulan sin destinos ciertos...ausentes de esperanza..talvez sin descubrir de donde prosede esa originalidad insuperable..te admiro

13.4.11  
Anonymous Anónimo said...

"...el poema me conoce desde antes"
¿Qué mayor logro que ése, Alfredo?
Aplausos, bises y un gran abrazo
María Rosa León

13.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Amigo querido, hoy al escucharte en Noche de bandada pensaba en la maravilla de tu decir. Me gustan todos tus poemas, algunos me dan vuelta, otros me hacen reflexionar, otros me ponen colorada, ja ja..todos , me conmueven.

Lily Chavez

14.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Un texto de introspección que va recorriendo los caminos del ser y desemboca en el milagro del poema.
Un abrazo.

Jorge Luis Estrella

14.4.11  
Blogger diana poblet said...

Es bueno que el poema te conozca porque uno es lo que escribe y lo que has escrito, es bueno.
Con mi abrazo,
d.

14.4.11  
Anonymous Anónimo said...

El recorrido de la vida que formula preguntas y ese final que sorprende, magnífico.
Un abrazo
Betty Badaui

15.4.11  
Blogger Ricardo Juan Benítez said...

"Mi espíritu sigue inquietándose al saber quién soy.

Entreabro la página con firmeza:
el poema me conoce desde antes."

Estos versos finales son toda una declaración de principios, Alfredo... tu espíritu de poeta siempre se inquietará cuando la palabra venga en su busca.

16.4.11  
Blogger claudia tejeda said...

Un Poemazo con mayúsculas, Alfredo.
Mi aplauso y mi abrazo.

16.4.11  
Blogger Mariasilvia said...

Ese poema que nos conoce es el que tiene los naipes nuevos, Alfredo! No importa si ls lápices están ritos, podemos escribir con pedacits de ladrillo sobre el muro de la infancia!
Te abrazo.

16.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Bello poema, y el cierre buenísimo.
Mi abrazo, Alfredo.
Alicia Borgogno

16.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Amigo mío,
aunque sólo queden lápices rotos, la poesía nos salva, nos absuelve, nos conquista. Gracias.
Te extrañamos el viernes en la presentación del libro de Sonia.
Un abrazo
leandro calle

17.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Un inventario que intercala preguntas esenciales a la hora de la reflexión.
Un vaivén de idas y regresos, de sueños inconclusos, una mirada introspectiva, profunda, en este poema escrito con el alma.
El final: impecable.
Gracias por compartirlo. Liliana Lapadula

22.4.11  
Blogger Ana Castro said...

Querido Alfredo, tu poema es hermoso.Mi corazón- que también lleva la cuenta de una vida errante- te recuerda con afecto.Tus ojos no han perdido el brillo de la juventud,solo ven más adentro, por eso pueden parecerte desenfocados.Una alegría leer tus palabras. Con Afecto Ana

18.4.12  

Publicar un comentario

<< Home