10.4.11

Poema de Carlos Roldán


no es que muera la rosa no
es que en el corazón en que la rosa erige
su oro y su perfume
como un hierro ha atravesado la certeza
de que temblor y rosa mueren

que el esplendor de nadie

se deshace

© Carlos Roldán

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

quizas lo efímero muera solo lo profunde queda ¿o no?

maria elena tolosa

10.4.11  
Blogger diana poblet said...

La rosa no muere en tanto alguien la escriba.
Con mi abrazo, Carlos.
d.

11.4.11  
Anonymous Anónimo said...

La rosa nunca muere, Carlos. Siempre queda en la evocación de su perfume, como la poesía, como tu poesía
Aplausos, bises y un gran abrazo
María Rosa León

12.4.11  
Blogger Mónica Angelino said...

ninguna rosa muere, seguirá siendo tal mientras alguien la nombre.

Muy buen poema!

Besossssss

12.4.11  
Blogger Isabel Llorca Bosco said...

Muy bueno tu poema, Carlos, aunque, como sabés, desde los latinos la rosa muera y antes pierda su esplendor. El de tu poema permanecerá, sin duda, conciso e intenso "a pesar de los vientos contrarios"
Isabel Llorca Bosco

12.4.11  
Blogger Rolando Revagliatti said...

"que el esplendor de nadie" en su continente textual me ha llegado, Carlos Alberto (porque Carlos Roldán "solo", sin el Alberto, era un cantor de tangos), es que por este espacio te lo doy a saber.

Rolánguido Revánguila
____________________________

13.4.11  
Blogger Gustavo Tisocco said...

Hay Rolando y las obsesiones...

13.4.11  
Anonymous Anónimo said...

Hermoso poema!
En la rosa, la belleza de la vida es sintesis como tu poema,
Un abrazo, Montse Bertran

13.4.11  
Anonymous Anónimo said...

La rosa nunca muere, Carlos Alberto. Porque su esplendor y su perfume perdura en nuestra memoria por siempre, aunque se marchite.
Bellísimo poema.
Celina

15.4.11  
Blogger Ricardo Juan Benítez said...

Querido Carlos, esa rosa no muere, claro que no... mientras ese corazón y tu pluma le den vida. Bravo.

16.4.11  
Anonymous Anónimo said...

La forma de este poema, como todos los tuyos, querido Carlos, es impecable, una belleza total. Y expresa un contenido donde el esplendor de cada uno de nosotros no muere.

Jorge Luis Estrella

18.4.11  
Anonymous Anónimo said...

la flor, la rosa, símbolo que perdura como manifestación de amor,¡que buen poema!
Anahí Duzevich Bezoz

18.4.11  

Publicar un comentario

<< Home