14.6.11

Poema de Jorge Luis Estrella


QUEDÁNDOSE

Ella me miró con su sonrisa lánguida
e inventó diez maneras de quedarse conmigo.
Después, el tiempo se instaló en los relojes
y las aves, ya muertas, se cayeron del cielo.

No hubo niños jugando en el parque cercano
ni sirenas nadando en el dolido estanque.
Sólo un río sin agua y un teatro sin actores
y una abuela tejiendo soledades y olvidos.

El pan se deshacía inundado de sopa,
en la pared del living un cuadro se aburría.
Al pintor lo mataron las modelos desnudas
y quedaron pinceles suspirando por óleos.

Un ángel anoréxico depositó sus alas
justo en medio de la mesa más grande
y se quedó dormido soñando con demonios
en el rincón donde antes había una begonia.

Pero, a pesar del tiempo, del olvido y la muerte,
a pesar de la ausencia y del pan inundado,
ella inventó maneras de quedarse conmigo
y yo inventé maneras de quedarme con ella.

© Jorge Luis Estrella

29 Comments:

Anonymous Roxana Palacios said...

qué hermoso. Gracias, Jorge, Ro

14.6.11  
Anonymous Anónimo said...

poema de lirismo transparente, donde entre tantos objetos al alcance de nuestras manos, predomina esa mirada lánguida, esa presencia viva a pesar de. me gustó muchísimo. susana zazzetti.

14.6.11  
Blogger Liliana said...

Encantador.

14.6.11  
Anonymous milagros rodriguez said...

¡Que hermoso Jorge , que suerte que ambos pudueron inventar! para compartir Un Abrazo Jorge

14.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Sólo el amor obra la maravilla de la permanencia.
¡Que hermoso tu poema, Jorge!
Aplausos, bises y un gran abrazo
María Rosa León

14.6.11  
Anonymous Anónimo said...

buenisimo poema ,el encuentro siempre es posible entre seres que saben y conocen el poder de crear,esa instancia del invento ,gracias Marizel Estonllo

15.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Jorge

Excelente poema con una calidad literaria, uno de los mejores que leido. Metáforas que desbordan el poema "el amor que permanece"...


te felicito

Silvana Merlo

15.6.11  
Blogger Maju said...

Rara mezcla de sentimientos en este poema duro y descarnado pero con tintes de una gran ternura que se inventa y reinventa en la vida misma. Me gustó mucho. María julia Druille

16.6.11  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Hermoso Jorge! :)
Un placer leerte
Besos

17.6.11  
Anonymous Anónimo said...

A mi se me llenan los ojos de imágenes, de sensaciones y pienso en esos cuatro versos finales que concluyen para el poema pero que se quedan dando vueltas por mi corazón y mis interrogantes. Te quiero Jorge Luis Estrella , aparecé que la luna te extraña.

Lily Chavez

17.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Cuánta dulzura, cuánta belleza en tu poema, cuánta delicadeza de sentimiento, cuánta ternura. Un Jorge Luis que yo no conocía, pero es muy cierto, y un poema maravilloso.
Celina

17.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Hermosísimo, Jorge, un homenaje al amor, que insiste, insiste....un abrazote, María Chapp

17.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Y ¡cómo no!, qué dúo maravilloso .
Abrazo tierno
Betty Badaui

17.6.11  
Anonymous Anónimo said...

que belleza de texto! me encantó ese río de imágenes que no paraba de fluir... es hermoso!
gracias
un abrazo enorme, francisco

17.6.11  
Anonymous Anónimo said...

El amor y su maravilloso poder de crearnos!!!
Un abrazo Jorge y gracias por este poema,
Montse Bertran

17.6.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Querido Jorge,
hay maneras y maneras,
pero las tuyas son únicas,
por asombrosamente geniales.
Un abrazo

17.6.11  
Blogger Adriana said...

Buenísimo, Jorge. Un canto al amor lleno de imágenes. Un abrazo. Adriana Maggio

18.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Eso de inventar maneras para quedarse con el otro es una de las mejores cosas que pueden pasarnos, creo. A lo mejor me equivoco. Pero no.
Gran poema, Jorge.
Un abrazo,
Alicia Márquez

19.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Y... se quedaron ambos dos. Gracias Jorgito.

Abrazos

Andrea

19.6.11  
Blogger Ricardo Juan Benítez said...

Invento mil maneras, invento mil excusas para leer tus poesías siempre que publicas. Indefectiblemente me quedo contigo... siempre.

19.6.11  
Blogger Isabel said...

Jorge, no por nada te hicimos un reportaje por radio. El poema es muy bueno. Y quién me pregunto–no quisiera quedarse con vos?Con los dos dones de tu simpatía y de tu poesía plena, desbordante, atrayente.
Tue poema en alejandrins sin rima me recuerdo a algunos de Federidco. Fijate en el primer verso y , me parecem, que convendría, cambiar el orden de las palabras. Alicia Jurado le hacía estas sugerencias a Borges.
Cualquier cosa comunicate a el hiloyellaberintoradio.
Un abrazo, con la alegría de encontrarte en cada café de poetas.
Isabel Llorca Bosco

19.6.11  
Blogger Cecilia said...

Bueno, esto es repetitivo, pero es que realmente es un placer leer tu poesía, que siempre de lo risueño, grotesco o irreal, nos deja K.O. con un final real, real.
Un abrazo.
Marina C Kohon

20.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Querido Jorge: La sencillez de lo profundo en este poema. Me transportó en el tiempo lleno de sensaciones. Me regustó.Un abrazo. Miguel Madrid

20.6.11  
Anonymous eduardo.s.chaves@gmail.com said...

Jorge
maravilloso poema, con imágenes que se suceden como en un fino mapa de recuerdos y ensoñaciones, todo es bello hasta el final que conmueve. Tu pluma es mágica, inteligente, profunda. Bravo.
Eduardo Chaves

26.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Como decirte! una enorme emoción me recorre... fue hermoso leer este poema, beso grande.
Shirley Villalba

27.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Querido Jorge,hermosísimo, desborda talento y creatividad poética.
Un abrazo

Amalia M. Abaria

29.6.11  
Anonymous Anónimo said...

que placer es siempre pasar a leerte Jorge, esplendida tu poesia
un abrazo
patricia corrales

29.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Querido Jorge
No hubo niños jugando...ni sirenas nadando en el dolido estanque...un teatro sin actores
y una abuela tejiendo soledades y olvidos.


Cúanto expresás en tus poemas, siempre distintos, sigulares, auténticos pedacitos de vida en la que nos sumerges y nos sentimos siempre pero siempre conmocionados
Un beso enorme y otro a Chabel que supo quedarse a tu lado y vos al lado de ella (siempre juntos).
Graciela Licciardi
El pan se deshacía inundado de sopa,
en la pared del living un cuadro se aburría.
Al pintor lo mataron las modelos desnudas
y quedaron pinceles suspirando por óleos.

Un ángel anoréxico depositó sus alas
justo en medio de la mesa más grande
y se quedó dormido soñando con demonios
en el rincón donde antes había una begonia.

29.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Admirado Jorge, inventaré una manera de quedarme en su poesía
Abrazo
Alicia Perrig

3.7.11  

Publicar un comentario

<< Home