3.6.11

Poema de María Elena Tolosa


Aquí estoy, en mi mundo
.... de astillas y maderos,
de madreselvas trepando,
con perfumes de tiempo
.... y color amarillento
......... aquí
con besos que no di,
..... furia de tormenta
calma de arroyo manso
.... dibujado en las pupilas
y solitarias botellas
..... a la deriva en la costa,

Estoy aguardando
..... el embarque de regreso

© María Elena Tolosa

18 Comments:

Anonymous Anónimo said...

lindo estilo, maria elena: astillas y maderos y luego madreselvas. muy bello. abracito. susana zazzetti.

3.6.11  
Blogger Marcela said...

"calma de arroyo manso/ dibujado en las pupilas" versos llenos de imágenes, de lejanía.
Hermoso poema.
Un abrazo, Marcela

4.6.11  
Blogger Fabiana said...

Bravo, Elen!!! Hermoso poema, duramente bello. Abrazos!! Fabi León

6.6.11  
Blogger ignacio said...

Estoy aguardando el embarque del regreso, todos queremos renacer.
Hermoso poema.
Un saludo Maria Elena
Ignacio

6.6.11  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Muy bello y real.

besos
Elisabet

6.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Me gusta que el regreso también sea un embarque, hay un dejo de esperanza en eso que reconforta.
Te quiero
Abrazo
Alicia Perrig

6.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Maria Elena:
tu poema tiene musica y nostalgia de un brillo poetico y de un regresar siempre a la poesia, es decir, de un volver a empezar que conmueven,
Un beso grande
Montse Bertran

6.6.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Me encantó tu poema, María Elena!
También me encantaron tu mundo de astillas y maderos, de madreselvas trepando...
Aplausos, bises y besos
María Rosa León

6.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Hola, María Elena, como soy una enamorada de las letras y lo que ellas nos dejan decir, aplaudo tu forma de engrillarlas a tu sentir poético, las imágenes preciosas. Un abrazo. Vic

7.6.11  
Blogger Ricardo Juan Benítez said...

María Elena, esta poesía tiene metáforas bellas y nostálgicas, que produjeron en mi una extraña conexión... será que alguna vez estuve en un muelle rodeado de botellas con mensajes que jamás llegaron a destino, será...

7.6.11  
Anonymous eduardo.s.chaves@gmail.com said...

María Elena
bello poema, con una gran melancolía que se va quedando en el lector suavemente, igual que una llovizna. El final es igual a una luz, lejana y triste, pero que anuncia un encuentro. Me gustó mucho. Eduardo Chaves

7.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Aguardar es una nueva posibilidad y tal vez no sean ya astillas, sino una luz, otra hiedra perfumada, otro color. Un abrazo María Elena

Lily Chavez

8.6.11  
Anonymous betty badaui said...

Es lindo recorrer este poemas por las imágenes, tan logradas.
Un abrazo
Betty

8.6.11  
Anonymous Anónimo said...

M. Elena:
Es un estupendo poema. Los rayos de la esperanza brillan en su poros.
Saludos, Camilo

9.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Rebueno
desde graciela abrazo con aplausos

17.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Es un poema que, sin abandonar ese dejo casi amargo que te caracteriza, abre otras puertas y de una forma que te muestra como una poeta madura y en permanente y esperado crecimiento.
Un gracias María Elena!!
Susana Giraudo

20.6.11  
Anonymous Angel Rizzano said...

NOBLE,viva Vida tu nostalgia,de

pie de cara al camino,..furia de

tormenta/calma de arroyo manso en

las pupilas...

Hermosa y tierna imagen para un

Futuro.MUCHAS GRACIAS MARIA ELENA

Angel

3.7.11  
Anonymous Anónimo said...

" Arroyo manso en mis pupilas"
bellisimo
Esta frase es todo el poema
Besos Myrtha

13.7.11  

Publicar un comentario

<< Home