24.7.08

Poema de Ana María Zacagnino


A PURO LICOR

No es buen amigo el licor
Pero ayuda a calmar penas.
Es algo que
en las venas
Se interna y calma el dolor.
Pues entonces mis Amigos
Bebamos un trago más.
En las
noches solitarias
Donde
todo se nos va.
Busquemos en ése trago,
Algo de nuestro pasado
Y vivamos a su lado
Sin pensar más en lo andado.

© Ana María Zacagnino.

3 Comments:

Blogger Gustavo Tisocco said...

Como un canto, un canto que ayude a olvidar las penas.
Un abrazo Gus.

24.7.08  
Anonymous Anónimo said...

Ana María: tiene la magia del pseudoamigo, te da la mano y, luego, te deja solo y destruido.Un abrazo, Laura Beatriz Chiesa.

24.7.08  
Blogger Maria Rosa said...

No es poca la literatura en torno al licor y al alcohol No es casual que esté muy vinculado a los poetas, pero así como Vinicius decía que en vez de un perro como su mejor amigo, él tenía a su mejor amigo embotellado.
Bueno, Ana, el alcohol no nos hace mejores o peores poetas, a veces y a nuestro pesar, demuestra lo que somos y eso de ahogar las penas... Muchas veces las penas aprenden a nadar. Pero a pesar de todo esto tu poema es muy bello y musical.
Felicitaciones y un fuerte abrazo
María Rosa León

24.7.08  

Publicar un comentario

<< Home