24.7.08

Poema de Marta Zabaleta


Delirios infrecuentes de la noche que pare sueños fantásticos.

La nieve ha parado su deambular:
No queda nada más
que el mal tiempo,
la humedad excesiva,
la juventud espesa y
ese cansancio del cuerpo
que no sacia
el vino ni derrite
el viento blanco,
ese deseo inescrutable de dormirse
y nunca despertar...ni para ir al baño.

© Marta Zabaleta-

2 Comments:

Blogger Gustavo Tisocco said...

Pesadumbre y dolor en este bello poema Marta.
Un abrazo Gus.

24.7.08  
Blogger Marta R. Zabaleta said...

Gracias, Gustavo.
Pero en verdad, no es tanto así como lo percibes: esto es,realmente, más bien una burla irónica de mí misma ( yo escribo para mi, no para las/los demás,lo siento...), y este poemita expresó un tardío y coyuntural deseo de no sentirme presa ya más, como te diría, de sacarle el sombrero, por última vez, a lo mejor, a las compulsiones del sexo, cuando estás sin embargo ya casi al borde de la muerte, orgánicamente hablando y se te cruza un guapo.
Supongo, yo te diría, que fue esta casi una especie de...una manera agnóstica - perdoname la falsa redundancia- de rezar de una atea, comprendés?
Y sí, me has dejado impresionada por ponerlo allí tan a vuelta de correo,pues no creo que se lo merezca, ya te lo dije. Ah, y con qué imagen lo adornaste.Vaya...
Más la pienso, che, y menos la entiendo..Y eso, me encanta!!!
Creo responder así a tu pregunta del emilio.
Por esto y más, pues,te mando un fuerte abrazo, y mis sinceras, y más humildes gracias, hermano!, con lo que cierro entonces por ahora estas horas tan poblado de nuestros mensajes y de tantos tembladerales en la Argentina....

Gustavo: GRACIAS por todo, que es tanto.

Marta Zabaleta,desde tan odiosamente lejos.

24.7.08  

Publicar un comentario

<< Home