23.3.10

Poema de Jorge Boccanera



PORDIOSERA

No es la musa cantora ni el pájaro chillón,
ni el muñeco parlante ni la dama que dicta.
Es una Sordomuda,
que te muestra la lengua por sólo una moneda.

La lengua está vacía.
La moneda tiene que ser de oro.

© Jorge Boccanera

10 Comments:

Blogger Juan Hurtado said...

Gran poema gran.
El trabajo sutil de la palabra en Boccanera es de rescatar.
En todo poema de Boccara uno encuentra (al contrario del hermetismo de otros) una apertura sencilla, sin perder por esto el nivel poético de sus versos, enseñando una vez más que el lenguaje del pueblo es fuente de poesía.

23.3.10  
Blogger fanny said...

!Ojo con la moneda que uno muerde!

Caronte no nos saca el ojo.

Mi admiración, la de siempre.

Sensiblemente, Fanny

24.3.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Bello poema , como toda la obra de este gran maestro de la palabra , acabo de leer Palma Real y todavía siento la llovizna ,el embrujo y el rumor de la selva
Un abrazo y que las monedas sean de oro Leonor

24.3.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema escrito con la singular maestría de un grandioso poeta.

25.3.10  
Blogger Alejandro Cabrol said...

La muerte o la suerte? De las dos maneras: un río que siempre nos sigue llevando y sorprendiendo cada día.

26.3.10  
Blogger julia del prado morales said...

Poema que grita a la temática social que vivimos, Julia

27.3.10  
Anonymous Anónimo said...

una realidad social, que nos muestra su indiferencia y sus vanalidades en un poema perfecto.
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

29.3.10  
Anonymous Liliana said...

Dualidad, extrañeza, intensidad, antagonismo, todo en un breve e inquietante poema..........y la brillante moneda sigue danzando sobre el asfalto mugriento.
Felicitaciones. Liliana Lapadula

29.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Jorge:
La "lengua está vacía" y es de oro la palabra !, sensible y, verdadera a la mirada del poeta...
Gracias, un abrazo , Montse Bertrán

31.3.10  
Blogger Benjamin Mejias Caris said...

Recorro la ciudad, vuelvo al campo y este poema deambula de una forma incansable, lo guarde en mis favoritos, tenía un pero con la moneda de oro, las monedas siempre tienen dos caras aunque sean de oro, pero tu Jorge has ido mucho más allá, donde no todos siempre llegan.
Un abrazo, Benjamín.

8.4.10  

Publicar un comentario

<< Home