5.3.10

Poema de Máximo Ballester


El día que me quieras

El día que me quieras
iré a verte con Gardel y Le Pera
y te cantaremos a capela
la Marcha de San Lorenzo.

El día que me quieras
será jueves, lloverá en París
y César Vallejo se nos morirá de nuevo.

El día que me quieras
las chicas de Fashion TV vestirán Hare Krishna
y mirarán las cámaras con el candor
de una muchacha cama adentro.

El día que me quieras
el ministro de economía leerá en público
un poema de seis dígitos que irrumpirá
como un virus informático en el cerebro
de los gerentes de las compañías multinacionales.

El día que me quieras
la rosa que engalana se pondrá
sus mejores espinas y la luciérnaga curiosa
sufrirá un apagón sin aviso.

El día que me quieras
Dios estará distraído mirando a cuánto cotiza
el alma del Che Guevara en las pizarras
de Wall Street.

El día que me quieras
un astronauta que soñaba caminar la luna
pisará mierda en una calle de Brooklyn
y puteará mirando al cielo.

El día que me quieras
los cementerios cerrarán por duelo
y las flores no crecerán para la muerte de nadie.

El día que me quieras
el presidente de EE. UU. será nombrado
premio Nobel de la Paz y todas las naciones
del mundo se levantarán en armas contra él.

El día que me quieras
un obrero leerá a Strindberg en un andamio
mientras otro le robará su almuerzo.

El día que me quieras
los bares, los puentes, las plazas, los muelles,
las estaciones de trenes donde te he nombrado
se enojarán conmigo para siempre.

El día que me quieras
yo estaré escribiendo epitafios. Para entonces quizá
ya no te quiera y prefiera quedarme con tu imagen
de cuando no me querías. Así que, por favor,
mejor no me quieras.

© Máximo Ballester

21 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Este poema me encanta absolutamente.

Un abrazo,

Alicia Márquez

5.3.10  
Blogger Traductora Escritora Marián Muiños said...

De acuerdo con la lógica inversa del poema, y teniendo en cuenta que el presidente de USA recibió el Premio Nobel de la Paz, el autor puede ser querido y cualquier día veremos vacas y cerdos volando!! A veces me da miedo descubrir algún poeta que además de poeta... resulta ser profeta!

5.3.10  
Blogger Amalia said...

Muy divertido, mosquetero!. Un abrazo. Amalia

5.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Querido Maxi:
Ya lo conocía
y me sigue gustando mucho
Pero por favor queréme
jaja
desde graciela abrazo

5.3.10  
Anonymous Anónimo said...

¡¡¡Genial!!! (y vidente, a ver si explota esa faceta suya y se nos hace millonario)
Abrazos
Alicia Perrig

5.3.10  
Blogger Rolando Revagliatti said...

No absolutamente como le sucede a Alicia Márquez, pero también a mí me produce empatía de encantamiento, Máximo. Algunas estrofas están impecables.

5.3.10  
Blogger ALICIA CORA said...

¿Se puede adjetivar algo escrito con tanto talento?, pienso que sería imposible. Me gustó mucho amigo, y te mando besos Alicia Cora.

5.3.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Pero buenísimo...
Cae justo, a cada abecedario su letra torcida.
Un abrazo
Betty

5.3.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Pero yo te quiero poeta , quiero esa palabra que encanta, que juega al intertexto con ese tango o canción que llevamos tan adentro.
Gracias por comparirlo Leonor

6.3.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Brillantes las ideas en forma de estrofas, para jugar con la realidad.
Máximo, con Obama, casi, casi fue el día, pero los pacifistas callamos: una guerra abierta, tropas en Afganistán, cárcel de Guantánamo, etc.etc.
Magnífico.
MARITA RAGOZZA

6.3.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Máximo, muy bueno!
con un fino sentido del humor :)

6.3.10  
Blogger claujardin1201 said...

Impecable,,con muchísima
originalidad.felicitaciones!!!
Saludos
Claudia

6.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Y bueno amigo que voy a decirte...si soy una admiradora. Simplemente que es un placer leerte, que siempre me parecerás original, divertido, reflexivo...hay mucho jugo para sacarle a tu poesía.

Lily

6.3.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Cuando te lo escuché me encantó, ahora lo leo y más me gustó sobre todo ese final que no quiere despegarse de la ilusión que nos permite soñar
besos
Elisabet

7.3.10  
Blogger Eduardo said...

Extraordinario poema Máximo donde las alusiones a grandes momentos literarios nos acercan a esa personal manera de hablar del amor y sobre todo, encontrarnos casi dentro de una música que permanece todo el tiempo. Genial.
Eduardo Chaves

8.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Querido Máximo, tu texto entra en la famosa letra de tango con sabor a Amado Nervo y sale con las manos repletas de una fantasía maravillosa que transforma al mundo hasta volverlo lo que es: absurdo. Decididamente genial.
Besos.

Jorge Luis Estrella

8.3.10  
Anonymous Emmanuel said...

Ojo que Obama ya fue nombrado premio Nobel de la Paz, y ahora?...Qué hacemos con los epitafios?
Máximo poema, máximo!

9.3.10  
Blogger fgiucich said...

Máximo y su particular forma de regalarnos poesía. Abrazos.

10.3.10  
Blogger fanny said...

Ese humor irónico, tan impecable, tan inteligente, es el que me hace admirarte con el gesto de una "boba"

Sonrío; Fanny

13.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Máximo querido, como la señora Muiños, pienso que tu poema nos planta frente a una dolorosa realidad y nos recuerda que no solo en las calles de Brooklyn se pisa mierda, sino en cualquier calle de este querido país en el que nos vemos todos los días.
Es un poema que con su fina ironía nos hace sentir remordimiento por no haberlo escrito así, tal cual, con esa valentía. Es tuyo y es nuestro, esa es su gran virtud.
Susana Giraudo

14.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Máximo: brillante, ocurrente y mordaz!!Hiciste un recorrido histórico y actual de personajes y situaciones a través de una espera de amor correspondido y negado al mismo tiempo.
Increíble!!
Un beso enorme.
Mirna Celis.

29.3.10  

Publicar un comentario

<< Home