18.7.10

Poema de Cristina Ramb



SÓLO UNO

He probado
todas las formas posibles del olvido
y el sueño se repite.
como latigazos sobre la misma espalda
como el viento en el mar o la lluvia en septiembre.
Se repite
como un rostro distinto
otra voz, otra forma.
Vuelve siempre
con húmedas mañanas
con tu nombre y el miedo
como un estandarte para reconocerte.
El eterno retorno
de un olvido imposible.
Se repite
desconociendo el tiempo
y los vanos intentos de renovar la historia.
No hay manera de callar la verdad
de permanecer despierto
o sellar lo inconciente.
El deseo incesante
incansable, no cesa
reconoce las trampas y las imitaciones.
El amor se repite
vuelve a buscarte y sabe
exactamente
aquello que ha perdido.

© Cristina Ramb

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Un juego onírico para describir la incesante desazón...te felicito
susana rozas

18.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Gracias! al amor que se repite como el famoso mito...Muy buen tema y mejor poema...besitos...Any

19.7.10  
Anonymous Anónimo said...

El saber y no saber que no hay olvido.
Abrazo
Alicia Perrig

19.7.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Y no hay olvido.

abrazos
Elisabet

19.7.10  
Blogger Laura said...

Un gran poema, una exelente poeta, Un profundo caudal que se repite... abrazo

20.7.10  
Blogger Tony said...

Bello. Las últimas estrofas me sacuden: El amor se repite, vuelve a buscarte y sabe, exactamente, aquello que ha perdido. Impactante cierre. Un abrazo. Antonio.

20.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Sí, así es, un profundo caudal que se repite, tu forma de encontrar, de encontrarte, de saber, de no saber, la permanente búsqueda y esa cascada de palabras que todo lo alberga. Un beso Cris.

Lily Chavez

20.7.10  
Blogger Eduardo said...

Cristina
como siempre, un poema que sacude con su contundencia y esas imágenes que afirman el sentido de cada una de las palabras. Maestra en el arte de la poesía, grande sin discusiones. Felicitaciones. Eduardo Chaves

22.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Un ir y venir entre el sueño y la realidad para dar cuenta de la imposibilidad del olvido, fluye, se desliza en el manejo del lenguaje sin altibajos.
Un abrazo,
Juany Rojas

22.7.10  
Blogger claudia tejeda said...

y cuanto más uno busca el olvido menos lo encuentra...
Bello Cristina en todas sus imágenes.
Te abrazo.
Claudia

29.7.10  

Publicar un comentario

<< Home