20.7.10

Poema de María Laura Coppié


Mujer maravilla

Me otoño lentamente.
Casi no amanezco
por estos días.
Me pesan fantasmas
en las pestañas.
No enciendo las hornallas.
No doy más de cien latidos.
Respiro poco
-sólo lo indispensable-.
Me baño, me baño, me baño
y no me limpio.
Una sábana azul
reclama
pero me amordaza.
Mi espejo mira vacío.
Los pasos se alargan,
perdidos, mareados,
desacertados.
Me peino de memoria.
Me desagendo y bostezo.

Todavía freno locomotoras.
Aunque descubra
que lavada con lágrimas
la capa de superhéroe
destiñe.
Encoge.
Y mucho.

© María Laura Coppié

9 Comments:

Blogger Mónica Angelino said...

dar más siempre más.

Besosss

20.7.10  
Blogger Eduardo said...

María Laura
tu poema tiene una dura manera de mirar ciertos momentos de la vida, pero es verdad todo lo que se expresa, es así irremediablemente y has logrado mostrar esa sombra que a veces nos invade. Bello y triste, pero igualmente es un placer leerlo. Eduardo Chaves

22.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Doloroso y bello poema, Malala.

Un abrazo,

Alicia Márquez

22.7.10  
Anonymous Ana María said...

Fascinante: la mujer maravilla cansada, humana al fin...

22.7.10  
Anonymous Anónimo said...

La que se va descubriendo vulnerable. Me encantó cómo está escrito este poema. Con inteligencia y metáforas que dan en el clavo. Buenísimo.
Para estar desagendada, llegaste bien ayer a la presentación de mi libro.


Jorge Luis Estrella

22.7.10  
Anonymous Anónimo said...

a veces gatubela prefiere a los perros!!
me encanto malala
besos
fabiposse

22.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Lo primero es lo primero Ma. Laura: ver nuestras sombras en el Espejo, para que el poema lo diga todo!
Por eso brilla y ya no somos la misma, no sos la misma luego, no es cierto?
Abrazo!, Montse Bertrán

26.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy buena manera de decir, Malala.

Una languidez total se apodera de tu poema. Abrazos.

Molly Bic

29.7.10  
Blogger Juan Ricardo Sagardía said...

Malala:
el minuto que siguiente sere otro, con mas pasado que presente, eso demuestra que somos humanos.
es tanbto el mundo que se hace lento el dolor y corta la alegria.
bellisimo poema pero tristonio.
mi felicitacion.


SANTOAMOR

29.7.10  

Publicar un comentario

<< Home