8.7.10

Poema de María Rosa León



Una vez más

Y esa tonta pretensión
de querer alcanzar
el cielo con mis manos.

Y ese estúpido afán
de querer abarcar
el mundo con mis sueños.

Y estas ansias tan repetidamente mías
de soñar otra vida feliz
lejos de vos...

Una vez más
deberé desandar mi sinuoso camino
y dejar que las cosas
sean lo que son.

Una vez más y para siempre,
deberé aceptar
que no soy Dios.

© María Rosa León

38 Comments:

Blogger Mónica Angelino said...

Hay gran desolación en esa manera resignada de aceptar.

Besosssssss

8.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Y no obstante todo, querida María Rosa, seguir soñando y celebrando la palbra, te felicito, muy bueno!
Un abrazo enorme

Elisa Dejistani

8.7.10  
Anonymous Anónimo said...

la realidad siempre presente es preferible a sueños frustrados e iluciones vanas...aunque todos nos atrevemos a soñar

maria elena toloa

8.7.10  
Anonymous RAYITO said...

Y POR QUÉ NO ACEPTAR QUE TODOS SOMOS UNA PARTE DE DIOS?

SALUDOS

9.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Una vez más y esa tonta pretensión...que honda expresión y tan real!!!..El mundo de los sueños que seríamos sin ellos!!!
Bello poema que admiro!!
Abrazos
Susana Roberts

9.7.10  
Blogger Eduardo said...

María Rosa
bello poema que refleja un sentimiento por el que muchos hemos pasado alguna vez. Sin otra alternativa que la esperanza del olvido, solamente queda el poema como un bálsamo. Eduardo Chaves

9.7.10  
Blogger Laura Massolo said...

Resignado y bellísimo tu poema, María Rosa. No somos Dios, es cierto, pero la poesía recrea, al menos, el ansia de acercarnos a lo imposible. Me sentí identificada, me siento agradecida. Un abrazo
Laura Massolo

9.7.10  
Blogger Alberto Peyrano said...

Que diáfanos y profundos son tus poemas querida amiga!!! Me llegan al alma! Este especialmente, y tal vez por esas recónditas resonancias internas, me ha meocionado! Un beso Alberto

9.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Bello poema que suena quedo, manso, aunque encierre un dolida queja por haberse permitido soñar.
Bello, María Rosa, bello.

PILAR ROMANO

9.7.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Mejor soñar y amar aunque se pierda o no se encuentre , que no animarse arriesgar. Palabras hermosas, María Rosa, que nos hacen repaaar nuestra vida.
MAREITA RAGOZZA

9.7.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Aceptar es algo muy dificil, más cuando uno esta lleno de vida y esperanza ;)
hermoso!

9.7.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Tu poesía tiene el don categórico de la sinceridad. Un abrazo.

9.7.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Brillante poema María Rosa. Sentido, profundo, veraz.
Genia!!Siempre tanta grandeza en tus versos!!
Mi cariño y gran respeto

10.7.10  
Blogger Kellypocharaquel said...

María Rosa querida, impactada por tu poema tan significativo, pleno de nostalgia y esta siempre en cada pasajero de este universo.
Gracia Gus por compartirlo.
Besos para los dos
Raquel Luisa Teppich

10.7.10  
Anonymous Anónimo said...

M.Rosa:
Como siempre llegas con un gran poema. Cierto sueños ilusorios, pero la realidad está en que Dios nos ama y somos parte de ese amor.
Saludos, Camilo

10.7.10  
Blogger Songo said...

Semi-diosa mitológica, llena de poderes, y de angustias humanas, acaso el poeta se encuentra en ese medio camino... cree poder tocar el cielo, y muy a menudo termina besando el terreno...

Saludos!

10.7.10  
Blogger ALICIA CORA said...

Bello, bello, bellísimo, un poema donde se mezcla el dolor y la resignación con el amor en su faceta más hermosa. Me encantó, muchos besos de Alicia Cora.

10.7.10  
Anonymous Anónimo said...

delicioso!!! me encantó!!!
un beso enorme, francisco

10.7.10  
Anonymous Anónimo said...

MARÍA ROSA, Dios está en tu poesía, y la esperanza y el crecimiento.
muy lindo, saludos
Anahí Duzevich Bezoz

10.7.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

No sos Dios... pero escribís como los dioses.

11.7.10  
Anonymous Anónimo said...

María Rosa: aceptar las cosas como son es una sabia decisión....lo sepamos o no somos parte de Dios, y con capacidad de crear lo muestra todo el tiempo!!!!! Un beso enoorme, María Chapp

11.7.10  
Anonymous Anónimo said...

María Rosa, un poema excelente, una vez más... está lleno de alma.
Saludos cordiales
Cristian Gentile

11.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Desde el poema, María Rosa, aceptar que no sos Dios, y seguir en la lucha para permitirte ser "todo lo que sí podés ser" que es, en verdad, mucho.
Besos
Gra Bucci

11.7.10  
Anonymous Anónimo said...

La palabra puede ser tenue y débil como la luz de una pequeña llamita, pero esa llamita puede transformarse en hoguera, y arrasarnos.
Abrazo
Alicia Perrig

12.7.10  
Blogger Fabiana said...

Ese amor empecinado que nos obliga a aceptar que a veces, no podemos. Bello poema, más fuerte que triste, según mi registro. Por suerte! Un abrazo. Fabiana León

12.7.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Qué bien dicho, María Rosa, aùn desde la tristeza.
Abrazos
Betty

12.7.10  
Anonymous Anónimo said...

No saben cómo me reconfortan sus palabras, queridos amigos poetas, en estos momentos que estoy con mal servicio de Internet y casi sin poder leer ni comentar.
Mil gracias a todos, Mónica Angelino, Bettina, Ma. Elena Tolosa, "Rayito" (muy buena tu acotación de ser parte de Dios), Susana Roberts, Edu Chaves, Laura Massolo, Alberto Peyrano, Pilar romano, Marita Ragozza, Claudia Isabel, David Sorbille, Raquel, Camilo, songo, Alicia Cora, FRancisco, Anahí, Ricardo J. Benítez, María Chapp, Cristian Gentile, Gra Bucci.
Un beso grande para todos y cada uno
María Rosa León

13.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Seguir y seguir
hasta las raíces
hasta encontrarnos
muy bueno
desde graciela abrazo

13.7.10  
Blogger Tony said...

Abarca el mundo con tus sueños querida amiga, así será un poco más bello de vivir. Un abrazo. Antonio.

13.7.10  
Anonymous silvialoustau said...

Maria Rosa, lei tu poema y me sentí dueña, caminadora mil veces por esos cuestionamientos.
U abrazo,

Silvia Loustau

15.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Gracias por tu "identificación", Silvia, gracias Antonio y Graciela, por su afecto en sus palabras.
Un beso para todos y algunos más por si no llegaran a alcanzar.
María rosa León

16.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo y doloroso.
Ese no ser Dios, quizás sea.
Quizás todos seamos Dios, un poquitito, y no lo sepamos.
Por eso todo duele tanto.

Un abrazo,

Alicia Márquez

18.7.10  
Anonymous Anónimo said...

me encanto tu poema Maria Rosa, te mando un abrazo
patricia corrales

18.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Mil gracias, Alicia y Patricia, por su tiempo de leerme y comentarme.
Un beso grande para ambas y nos vemos el martes 3 en el Salón Dorado
María Rosa León

29.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Si bien hay cosas que no podemos cambiar, siempre, poetas o no, podemos soñar. Esos sueños son nuestros. Bello y doliente poema.Sensibilidad en la piel y en el alma. Un beso grandote María Rosa.Miguel Madrid

29.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Simplemente precioso.
Aceptar nuestra humanidad ya es demasiado.
Un placer leerte, ya lo sabés pero te lo repito.
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

29.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Poema redondo, rotundo, simple, bello y con el dolor propio de aceptar la condición humana. Una joya en todo el sentido de la palabra.
Un beso grande, amiga.

Jorge Luis Estrella

30.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Gracias mil Miguel, Tere y Jorge Luis Estrella, por la generosidad de su tiempo de leerme y comentarme.
Un beso grande a todos
María Rosa León

8.8.10  

Publicar un comentario

<< Home