8.7.10

Prosa de Sonia Quevedo


LEVITANDO EN EL AMBIENTE

Al desaparecer con su traje largo la penumbra, regresa la forma convertida en sombra; se aquietan los latidos en el saco vacío de cariño con su carga de huellas y nostalgias.
Resuena el paso de la culpa inquieta a preguntarse: ¿Es que se han marchado los abrazos, las caricias y los sueños?
Gran confusión genera el dialogo inconcluso al traspasar la ventana; se separa lo virtual de lo vivido haciéndose tan corto el instante, como igualmente breve el suspiro.
Espira la caricia en sobresalto, de la huella se percibe lo palpado y, el regreso de la forma, se convierte en sombra.
El saco vano de cariño con nostalgia se vacía, y al cerrar los ojos, desfilan pensamientos con sus trajes largos levitando.
Nuevamente se aquietan los latidos, en el saco vano con su carga de vestigios y nostalgias.

© Sonia Quevedo

8 Comments:

Blogger Marta Raquel Zabaleta said...

Muy interesante,
Marta

8.7.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Bellísima prosa. Profunda y significativa.
un cariño

10.7.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Bellísima prosa. Profunda y significativa.
un cariño

10.7.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Muy buena narrativa. Profunda, significativa.
un abrazo

10.7.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Muy buena narrativa. Profunda, significativa.
un abrazo

10.7.10  
Blogger Songo said...

Me has hecho levitar, poeta.-

Gracias

10.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy sugerente Sonia, con imágenes cautivantes, en un juego de luces y sombras poblado de ausencia y nostalgia. Te felicito!
un gran abrazo

Elisa Dejistani

11.7.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Pensar que se puede levitar aún con una carga de nostalgias y perdidas.

11.7.10  

Publicar un comentario

<< Home