21.7.10

Poema de Nilda Barba



sacude las sábanas
desde la seda
del cielorraso lija
la última capa
cambia el color
sella con burletes las aberturas
cuelga gruesas cortinas

¿cuándo

es hora de volver?

cierra los ojos
engarza sus pies descalzos
entre el doblez y la ranura están
las migajas

© Nilda Barba

5 Comments:

Blogger Mariasilvia said...

Conmovedora delicadeza sutil que me es tan necesaria!
Gracias

Mariasilvia

21.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Las migajas. Ahí. Y todo el poema descansando en una bellísima metáfora.
Bello, Nilda.

Un abrazo,

Alicia Márquez

22.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Coincido con Alicia porque venía leyendo el poema y, al llegar a "migajas", mi corazón latió más rápido. Se había producido el contacto y mi ser se había conmovido.
Abrazos.

Jorge Luis Estrella

22.7.10  
Anonymous Anónimo said...

O sea parece que las opiniones son coincidentes....me impactaron los cuatro versos finales, y como dice Alicia el poema descansa allí.

Un abrazo grande querida Nilda

22.7.10  
Anonymous Anónimo said...

esas migajas, nil querida! todo el poema ahí. beso y felicitación!!

25.7.10  

Publicar un comentario

<< Home